El Supremo cierra el litigo de cuatro años por el precio de los terrenos de Noheda

El año 2013 marcaba un punto de inflexión en el futuro que tanto la Diputación Provincial de Cuenca, presidida en ese momento por el popular Benjamín Prieto, como el Ayuntamiento de la pequeña localidad de Villar de Domingo García habían diseñado para Noheda. La administración provincial incluía este magnífico yacimiento romano en su Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas, Plamit, con el fin de construir un edificio que conservara e hiciera visitables sus incomparables mosaicos, “desde su descubrimiento, a mediados de los años 80, ninguna institución se había preocupado por proteger e impulsar este excepcional tesoro. Sólo unas lonas y unos sacos lo cubrían”, recuerda su alcalde Javier Parrilla. Para levantar esa construcción los terrenos en los que se encuentra el yacimiento debían cumplir un requisito fundamental, ser de titularidad pública, “por lo que comenzamos a negociar con el propietario de una manera cordial y amistosa para llegar a un acuerdo. No fue posible. Sus pretensiones eran inasumibles, no ya para el Ayuntamiento de Villar de Domingo García, sino para el resto de administraciones”, explica el primer edil, “hubo que recurrir a la expropiación forzosa, contemplada en la legislación española”.

El 25 de noviembre de 2013 el ayuntamiento acordaba la urgente expropiación de la finca del yacimiento. Se crea una Comisión Especial de Valoración para que fije el justiprecio. El 15 de enero de 2016 comunican al Ayuntamiento de la localidad, de poco más de 200 habitantes, que tiene que pagar 6 millones de euros por las tierras, “fue una auténtica decepción. En este precio se había incluido también el valor arqueológico de Noheda, algo que, a todas luces, era injusto”, señala Parrilla.  En aquel momento, reconoce el alcalde, que también era diputado provincial, “estuvimos a punto de tirar la toalla. Para un pueblo tan pequeño esa cantidad de dinero no podíamos recaudarla en la vida. Pero no podíamos echar por tierra nuestra ilusión y nuestro futuro, así que decidimos presentar batalla y confiar en que la Justicia nos amparase”. Y así fue. El Ayuntamiento recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha esa valoración. Una sentencia dictaminaba el 28 de diciembre de 2018 que esa cantidad era nula y daba la razón al Consistorio. Pero la alegría por esta victoria duraba poco, el propietario presentaba recurso de casación ante el Tribunal Supremo, admitido a trámite el 8 de julio de 2019. “Este recurso pretendía anular la sentencia del TSJ y que se diese por buena la valoración de 6 millones de euros”, explica Javier Parrilla, “de nuevo otra vez a esperar y a temer por el futuro de nuestro yacimiento. Hasta que ya el Supremo ha puesto fin a este proceso”. La sección quinta del Alto Tribunal ha desestimado dicho recurso de casación y confirmado por tanto la sentencia del TSJ. El siguiente paso, apunta Parrilla, “es establecer ahora, por parte del Jurado Regional de Valoraciones, solamente la parcela donde se ubica la villa Romana de Noheda”. 

En todo este proceso, insiste Parrilla, “nuestro objetivo, el del Ayuntamiento, no ha sido otro que intentar conseguir que este yacimiento sea un referente a nivel mundial y un recurso turístico que ofrezca oportunidades de futuro para nuestro pueblo, la comarca y, por qué no, incluso para la capital, Cuenca”. En todos estos años para el alcalde, “el objetivo ha sido y sigue siendo poner en valor la Villa Romana de Noheda. Nuestra determinación y constancia en el trabajo para sacar adelante este fin ha sido siempre nuestra bandera, tanto en el ámbito cultura como en el legal.  Es un orgullo y satisfacción que el Tribunal Supremo haya dictado esta sentencia con el afán de crear jurisprudencia que evite lo que le ha ocurrido al Ayuntamiento de Villar de Domingo García.  Esto va a sentar un precedente a nivel general y por tanto es histórico”.

No ha querido olvidarse el alcalde de las personas que le han apoyado y sobre todo ayudado en el proceso judicial, “quiero agradecer al Servicio Jurídico de la Diputación, en la figura de uno de sus letrados que ha llevado nuestro caso y nuestra representación procesal, su esfuerzo y diligencia en este asunto, que nos ha llevado a este rotundo éxito y nuestro secretario del Ayuntamiento también su buen hacer. Todo el pueblo de Villar de Domingo García estamos orgullosos de ellos”, concluía Javier Parrilla.

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario