Un premio/concurso del articulismo”

Debo indicar que presentarse a algunos premios o concursos de artículos o columnas periodísticas de opinión o literarias o personales es casi un pequeño drama… 

Nadie se ofenda, pero uno que publica en varios periódicos digitales, y, como es lógico no recibe ni dividendos en trigo, ni en maravedíes, ni en dólares, pues por diversas razones, quizás, algo de vanidad/soberbia, quizás, algo de indicar al mundo, que está/s aquí, a este mundo de la cultura o creación o interpretación cultural, ya que entiendo y comprendo que el artículo de opinión es un género informativo pero también literario. Quizás, también, para abrirse un pequeño nombre, y, los años que aún le restan, se condensan, la creatividad-autoría de cinco décadas. Quizás, para que te otorguen algún premio. Quizás para dar el salto hacia un medio nacional, aunque sea en sueños. Quizás, también porque uno está en la tercera edad, y quiere ofrecer algo a la sociedad, otros participan en ONG´s, yo, pues el sueño de toda la vida, de publicar artículos… 

Pero debo indicar, que algunos premios o concursos de artículos periodísticos, son fáciles de participar, dedicas un tiempo en buscar las bases, cosa, que debo aconsejar que envíen todos los concursos a la APM o a la FAPE, porque diríamos podrían concentrarse en ellos, toda la información y sería fácil para buscar y encontrar, y, más fácil participar, y, todos saldrían ganando en eficiencia, autores, organizadores, premios… 

Encontrada y copiadas las bases, se busca el artículo/columna periodística de opinión, teniendo en cuenta las fechas de publicación. Por lo tanto, se supone que esto quedará claro, junto con el término del concurso. También, se supone cuánto número de artículos se pueden enviar, aunque no lo crean, en algunos no lo indican explícitamente… 

Se tiene ya el artículo o artículos que se van a enviar, en mi caso, empiezo por la fecha de inicio de principio, y, el que me encuentro que considero que es apropiado lo escojo. No selecciono especialmente mucho, porque siempre pienso, que no sé los criterios del comité de selección. 

Ya, uno se decide y lo envía, algunos indican que hay que hacer copias en papel, otros, que es más fácil por correo electrónico. Hasta aquí sería sencillo, solo enviar en uno o dos archivos pdf, por lo general, el artículo y título, enlaces o links, y, un pequeño curriculum. Así, pienso que debería ser y así son muchos, premios que nadie puede decir que no tengan prestigio, el Julio Camba y el David Gistau, así lo hacen. Y, por tanto, para la persona o autor que envía el artículo, es relativamente limitado el tiempo que tarda. Quizás, dos o tres horas, y, se termina el proceso, y por lo general, no hay ninguna queja, error, etc. 

Pero en otros, hay que enviarlos en una plataforma especial, o por los sistemas públicos administrativos, etc. Con lo cual, la cuestión se va complicando, porque no somos conscientes, que cierta población de la sociedad, de cierta edad, no sabe suficientes conocimientos informático o de Internet, como es mi caso, en cierto sentido somos semianalfabetos telemáticos/informáticos… ¡Y, ya entonces empieza a complicarse la cuestión…! 

Pero, lo que cierra muchas puertas, y, pienso es negativo para los gestores y organizadores y directores de esos concursos, que pueden tener muchas finalidades/motivos en sí, del proclamar dicho premio. Es que indican que hay que enviar un certificado por parte de la dirección o redacción del periódico que muestre y demuestre que se ha publicado dicha columna… 

Y, aquí, vienen el problema, muchos articulistas, pienso no envían a esos concursos o premios, lo cual es negativo para ellos, porque en vez de recibir doscientos artículos, quizás, solo reciban la mitad. Pero en segundo lugar, muchos equipos directivos, por distintas razones, no quieren o no desean o no tienen tiempo, especialmente, los digitales de media audiencia o provinciales o locales o comarcales. Porque indican que ya Internet es suficiente demostración que ese artículo está publicado, solo hay que visitar la página. 

Otra cosa, son los artículos publicados solo exclusivamente, en periódicos de papel, que no tienen a su vez edición en digital. En ese caso, pues si tiene sentido… Con lo cual, muchos articulistas y columnas realizadas, no pueden participar en dicho concurso, porque no cumplen las bases. Y, también, porque al siguiente año, ya no se presentará, no dedicará varias horas al premio, para después no poder entrar en las bases del concurso… Porque puede haber dedicado varios días, para ir aclarando, afinando, demostrando, etc. Para al final, solo se quedan los dedos vacíos sin agua… 

Para terminar, no sé si los que organizan y sistematizan y promocionan los concursos. Aunque, no niego, su buena voluntad y su buen entendimiento. Quizás, no comprendan, que para un autor equis, para cien autores equis y zeta y uve doble, presentarse a un premio, es algo ambivalente, agrio y dulce. Porque posiblemente, no le seleccionarán, ni siquiera para finalista, y, posiblemente, no le otorgarán el premio. Con lo cual, al final, sobre sus espaldas llevará un nuevo fracaso… 

No sé, si los que promocionan dichos concursos de artículos y columnas periodísticas, son conscientes, que cuánto más faciliten y más fácil sea el envío de dichas realidades periodísticas y literarias, más personas se presentarán, y, de alguna manera, las personas que lo hacen saben, que la inmensa mayoría, todos menos uno o dos, no ganarán el concurso. Al menos si facilitan todo lo posible la presentación, no se sentirán, diríamos, un poco menos tristes. 

Por eso, sugiero, al menos, copien las bases y la facilidad que permite a la persona que se presenta, copien al Premio Julio Camba, ya lleva cuatro décadas, y el de David Gistau, que lleva ya tres años. Copien de ellos, y, que yo sepa hasta ahora, no han tenido ningún problema. Gracias… 

http://youtube.com/jmmcaminero        © jmm caminero (17-23 noviembre 2022 cr). 

Deja un comentario