keltiber
Albergue

Se activa el METEOCAM en toda Castilla-La Mancha, ante la previsión de fuertes lluvias y tormentas

El Gobierno de Castilla-La Mancha activa, a las 9:00 horas del lunes, 2 de mayo, el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), en fase de alerta, en toda la Comunidad Autónoma.

La activación de este Plan se produce ante las previsiones desfavorables realizadas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), de fuertes lluvias y tormentas localmente intensas en distintos puntos de Castilla-La Mancha en el 2 de mayo. De hecho, esta Agencia Estatal ha elaborado avisos amarillos por ambos fenómenos meteorológicos en las provincias de Albacete, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

De esta manera, y como consecuencia de la activación del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos, desde el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 se ha procedido a informar a los ayuntamientos, diputaciones provinciales y a los grupos de intervención en emergencias, para que puedan establecer las medidas de prevención, seguimiento y respuesta que estimen oportunos ante esta situación.

Asimismo, tras poner en marcha en nivel de alerta el METEOCAM, desde el Servicio de Emergencias 1-1-2 se dispondrá un seguimiento permanente de todos aquellos incidentes que puedan ocurrir en la Comunidad Autónoma, en relación con las lluvias y tormentas.

La activación de este Plan Específico de Protección Civil se enmarca dentro de la acción integral del Gobierno de Castilla-La Mancha por ofrecer de forma coordinada, y mediante la optimización de los recursos, una respuesta planificada ante cualquier situación de emergencia.

Consejos ante fuertes lluvias y tormentas

Ante esta situación, y en el caso de las tormentas, conviene evitar las zonas altas y refugiarse debajo de los árboles, por si hay peligro de descargas eléctricas. En la ciudad se recomienda buscar refugio al abrigo de edificios y evitar en el interior de las casas que se produzcan corrientes de aire, pues estas atraen a los rayos.

Ante una lluvia torrencial ocasionada por dicha tormenta en la carretera, se aconseja reducir la velocidad, adaptándose a la visibilidad existente; evitar el paso por tramos inundados, cauces o ramblas; y, si se va a pie en el campo, se recomienda acudir a lugares elevados ante la posibilidad de una inundación.

Con respecto a las lluvias copiosas, es aconsejable retirar de la vivienda los elementos exteriores que puedan ser arrastrados por el agua. Si se inunda parte de la casa, hay que abandonar sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica.

En el exterior, durante una fuerte lluvia o tormenta, se recomienda evitar el estacionamiento de vehículos o vadear con ellos arroyos o cauces, para no ser arrastrados por una súbita crecida de agua. En este sentido, se aconseja alejarse de vaguadas, ríos o torrentes para no ser sorprendidos por una riada.

Igualmente, se deben evitar los desplazamientos por carretera y, si es necesario hacerlos, informarse de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige y extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.

Por último, se recuerda que, en caso de emergencia, se debe llamar al teléfono 1-1-2, a la vez que se invita a todos la ciudadanía a hacer un uso racional del mismo.

Deja un comentario