Recomendaciones para extremar la precaución con la fauna silvestre ante la desescalada

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha realizado un llamamiento a los ciudadanos de Castilla-La Mancha “a extremar la prudencia con la fauna silvestre”, especialmente en las dos provincias de la región, Cuenca y Guadalajara, que ya han pasado a la Fase 1 en la desescalada con motivo del confinamiento provocado por la pandemia del COVID19, ya que entre las actividades permitidas se encuentran las de turismo activo y de naturaleza, en grupos de un máximo de 10 personas, dentro de sus provincias.

De esta forma lo ha explicado Escudero este miércoles en la rueda de prensa ofrecida en el Palacio de Fuensalida, junto a la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, donde ha recalcado la necesidad de solicitar a los ciudadanos de la región “la máxima responsabilidad a la hora de acercarse al medio natural”, una vez que el confinamiento ha provocado una menor presencia de personas tanto en zonas urbanas como en el medio natural, así como la reducción del tráfico en calles y carreteras. “Estas circunstancias están ocasionando que especies de fauna silvestre no habituales puedan aparecer en los alrededores de nuestros pueblos y ciudades”, ha señalado.

Teniendo en cuenta que el Gobierno regional va a solicitar que las otras tres provincias, Ciudad Real, Albacete y Toledo, entren en Fase 1 a partir de la próxima semana, ha querido hacer especial hincapié en la necesidad de “contar con la colaboración de todos y todas en la desescalada, para evitar cualquier peligro o accidente”. Además, ha destacado “el importante papel que están teniendo los agentes medioambientales como garantes de que se cumplan las directrices que marquen las autoridades sanitarias en nuestros espacios naturales”.

Evitar accidentes por atropello

Como ha explicado el responsable de Desarrollo Sostenible, desde la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad se ha elaborado un documento con las principales recomendaciones para esta Fase 1, y que desde este miércoles se puede encontrar en el espacio web de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha del Gobierno regional en el enlace https://areasprotegidas.castillalamancha.es/actualidad/precauciones-con-la-fauna-silvestre-en-tiempos-de-covid-19.

La primera de las recomendaciones es evitar accidentes causados por el atropello de fauna silvestre. El incremento del tránsito de animales por zonas ya identificadas como de paso natural o incluso la existencia de nuevos puntos de cruce en estas vías o su presencia en cunetas y zonas próximas puede plantear en un futuro inmediato situaciones de riesgo a medida que aumenten los desplazamientos por carretera.

“Los posibles atropellos pueden afectar directamente a algunas de las especies más amenazadas como el lince ibérico, pero también pueden verse implicadas especies de gran tamaño como ciervos, corzos y jabalíes, atraídos por esta relativa calma, pudiendo generar situaciones de gran riesgo para la circulación y provocar graves accidentes por colisión o salidas de la vía”, ha dicho Escudero. Por estos motivos, ha reiterado “la precaución a toda la población para que realice una conducción responsable, respetando las limitaciones de velocidad y extremando las precauciones”.

No acercarse a las especies y respetar el entorno natural

En segundo lugar, se solicita no acercarse a especies que puedan ser potencialmente peligrosas. “Nos podremos encontrar con especies de fauna silvestre que no son habituales en nuestros entornos urbanos y que, ante la ausencia de molestias humanas, se hayan acercado en busca de comida o incluso puedan haber encontrado un refugio en donde criar”, ha indicado. Por eso hay que tener en cuenta que algunas de estas especies pueden ser peligrosas y atacar si se sienten amenazadas, “y no debemos acercarnos, ni alimentar a las especies de fauna silvestre no habituales”. Además de alejarse de especies como el jabalí, ciervo o corzo; y tener mucha precaución con las avispas y las abejas.

En tercer lugar, las recomendaciones hacen referencia a que las zonas naturales urbanas aportan numerosos servicios, como beneficios para la salud de las personas, la depuración del aire o del agua, la fijación de CO2 o la amortiguación de los efectos del cambio climático, que hacen más habitables y saludables las ciudades. Por ello, se solicita máxima colaboración para proteger “nuestro entorno natural de pueblos y ciudades”, ha concluido el consejero.

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario