julio diputacion

Proverbios XXVII de Juan de Portoplano

Aquella tarde tan larga, después de una mañana tan larga, después de una noche tan larga, Juan el de Portoplano se preguntaba, si había sido en la vida demasiado ingenuo y demasiado idealista, y, en definitiva, se había perdido en las palabras-ideas-conceptos, que en el fondo si sabía o sabría mucho de muchos temas, pero que quizás, no suficiente de la vida real y práctica. ¿Pero quién le podría responder de todo ello, al final, ese idealismo le había evitado caer en multitud de otros errores, que tantos han caído…? 

– Te vienen los recuerdos y, no sabes porqué, quizás al percibir un objeto u oír una palabra-frase, o ver una imagen o una persona o, un recuerdo que no sabes de dónde surge. Y, por lo general, o te alegras o te entristeces… 

– A veces, vamos cambiando poco a poco, los recuerdos del pasado, es decir, los hechos o palabras del pasado, sean nuestras o de otros. Quizás, para poder vivir y existir mejor con ellos y en ellos. 

– Te viene a la mente, cómo aquella persona te engañó o mintió o manipuló o te utilizó. Y, te deviene desde el interior una tristeza-pena-angustia enorme. Te viene a la mente, que tú habiendo sido buena persona, aunque no perfecta, eres tenida como mala en algunos ambientes. Te vuelve en la cabeza, que se olvida que no es lo mismo la persona que viene con una navaja a atacarte, que quién se defiende de ella. Recuerdas que se olvida el mal menor, en el caso límite, de tantas palabras y frases. Te recuerdas de cuántos malos entendidos con personas y con realidades, cuántas veces, no se comprendieron una palabra y un gesto, y cómo te vas encerrando a ti y en ti mismo. Sientes que toda la vida has estado intentando no hacer daño o mal ni con actos, ni con palabras, ni con gestos, y, en muchos ambientes eso es tomado como debilidad de personalidad o psicológicas. Esperas que algún día en Algún Lugar de la Eternidad, al menos, se pueda saber con claridad la bondad y la no-bondad de cada persona, incluso de uno mismo. 

– Una veintena de curas y religiosos y religiosas santos y santas, que terminen en el altar, es lo que necesita Europa, santos y santas, que hagan prodigios y milagros como los grandes de siglos anteriores, unos al estilo del padre Pío, otros en forma de Teresa de Jesús o de Calcuta, o de Don Bosco o… 

No necesitamos solo grandes teóricos de la moralidad, sino grandes ejemplos de la moralidad. Al final, toda religión es una mezcla de revelaciones o supuestas revelaciones y filosofía más rasgos culturales… 

– Desearía que cada frase que escriba o piense o sienta, sea tenida o valorada, como alguien que busca mayor realidad y verdad y bondad. Y, por tanto, aunque no lo consiga pueda curar algún mal o, al menos, aliviarlo… 

– Su cada casa u hogar o familia tiene autonomía energética, es decir, fabrica o construye su propia energía, sea con placas solares o con molinos de viento, micromolinos, o con otros sistemas, ya tendríamos una de las necesidades primarias de cada familia o individuo satisfecho. Ya, el resto de sus dineros puede aplicarlo a otras necesidades. Es decir, resolver de ese modo, la necesidad de energía eléctrica para todo individuo y familia, y por tanto, luz y calor y calentamiento para la comida, etc. 

Hoy, con la tecnología existente, se podría adaptar que los sistemas de captación de energía eléctrica, sean paneles solares o micromolinos de viento, o ambas realidades, pudiesen estar en toda unidad familiar. Y, por consecuencia se habría resuelto una de las necesidades mundiales y universales… ¿…? 

Ahora quedaría la manera de satisfacer universalmente, las necesidades de comida, agua, higiene o baños-retretes, vestido, cobijo o casa, seguridad personal y familiar, cultura-educación, salud-sanidad, etc. 

Dirán con razón que con trabajo. El trabajo como forma de colaboración a la perfección humana, pero si podemos satisfacer la inmensa mayoría de necesidades humanas, o las esenciales de forma autónoma, después, el trabajo podríamos utilizarlo para satisfacer otras necesidades secundarias o terciarias… ¿…? 

– ¿Cuántos millones, docenas de millones, cientos de millones de personas podrían vivir en cada desierto del mundo, si se organizan “entidades urbanas o aldeas o pueblos”, de otros modos o de otras maneras, o con aplicación de las tecnologías actuales? ¿O, plantearse, si se podrían crear aldeas de mil habitantes, en los desiertos, por poner un ejemplo, que se pudiesen autosatisfacer las necesidades, en gran parte por cada entidad familiar, en segundo lugar, por trabajo, por ejemplo, teletrabajo…? 

¿O, en ciudades en el mar, en barcos o pueblos-aldeas de barcos o plataformas en la mar o en grandes lagos, o en las montañas o en los polos árticos o en las tundras, o en…? 

¡¿Solo son sueños e imaginaciones imposibles, o, hoy, con las tecnologías actuales y con los conocimientos de siglos, hibridando ambas realidades, se podrían crear, asentamientos humanos, que podrían contener a cientos de millones de personas, en ambientes, que apenas tenemos civilizados o habitados…!? 

¿Si una persona o familia, tiene satisfechas por si mismas, necesidades primarias, para vivir y sobrevivir, ya no necesitaría tanto intercambio laboral, sino con una actividad laboral menor, para satisfacer las necesidades secundarias y terciarias…? ¿Este podría ser el fundamento o pilar de un cambio de óptica o de perspectiva…? 

http://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (07 febrero-30 junio 2021 cr).  

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario