Naturama
Caja Rural

Pensamientos VIII de Juan de Portoplano

El de Portoplano aquella tarde, caía un rayo mustio sobre su corazón, toda la vida observando y pensando y escribiendo, y toda la vida, recolectando fracasos en todas las formas y formas y colores. 

– Dicen que Chesterton expresaba, algo así, “que no entendía que tantas personas y colectivos en contra del catolicismo”, por tanto, se merecería estudiar dicha realidad sociocultural, que existía desde hace tantos siglos. Reitero dos milenios casi, cuándo Chesterton se planteaba esto, cuatro o cinco, sin admitimos el Antiguo Testamento, que es absolutamente necesario para entender el cristianismo y el cristianismo del catolicismo. Pues, la conclusión es fácil, ¿por qué tantas personas en contra del cristianismo, no se deberían plantear algunas graves y grandes preguntas…? 

– No saltamos las normas de las señales de tráfico y después le echamos la culpa del accidente que hemos sufrido al ingeniero que diseñó la carretera o… Eso sucede, nos saltamos las reglas morales mínimas, cada uno la que le parece conveniente, y después, le echamos la culpa del mal en el mundo a Dios. 

– Cuando he sabido que alguien ha tenido un grave y gran dolor o trauma, siempre he procurado no recordarle dicho dolor, sino en la medida, pequeña posible, amainar y sosegar ese dolor o trauma o herida o sufrimiento o pena, con el modesto instrumento de la palabra. Bueno, soy humano, posiblemente, también me haya saltado esa norma alguna vez… 

– He considerado, que la palabra mezclada en el castillo de las frases, y las líneas y colores formando palacios de pinturas y dibujos, era un instrumento terapéutico, para curar heridas de las personas, de colectivos, de la sociedad. O, al menos, eso siempre lo he intentado como un fin, aunque no el único… 

– Soy un escritor-pensador-filósofo-pintor fracasado, porque el trabajo realizada durante cincuenta años, apenas a casi nadie le interesa. No sé, si está condenado a la desaparición y extinción y deterioro y olvido, como el de la mayoría de los que se dedican a la creación e investigación cultural y humanística. 

Es mucha tristeza, darse cuenta, que haber dedicado toda la vida a estos menesteres, y ser conscientes, que posiblemente, todo o casi todo será perdido… 

– No soy mejor que usted, ni soy más sabio que usted, pero si usted lleva más de cuarenta años, algo sabrá de fabricar pan, supongo que el que se dedica a observar-analizar-pensar-escribir-pintar durante casi cinco décadas, algo sabrá de este oficio o profesión o vocación… 

– Durante siglos, Europa ha sido una sociedad cristiana, con sus limitaciones y sus matices, pero ahora, parece que llevamos dos siglos, que cada generación va alejándose más del cristianismo. 

El grave problema es que si Europa se aleja del cristianismo, termina con sus pilares esenciales, y si se abolen o deterioran enormemente los fundamentos de un acueducto, al final, este se derrumbará, puede que surja otro puente-edificio-arquitectura, pero quizás ésa, ya no solo no será semejante a las que puedan surgir y evolucionar del cristianismo, sino que pueden ser y estar en contra del cristianismo, o incluso, en vez de ser más progresivas y evolucionada y tolerantes y democráticas, sean a medio plazo menos, o que Europa, acabe siendo tomada por otra ideología-civilización que tiene sus fuentes milenarias, pero no en cl cristianismo… 

– Las grandes cuestiones, sociales y políticas y económicas y culturales, tienen su fundamento en la metafísica, en Occidente, durante dos milenios, en la metafísica cristiana. Si se deteriora ésta, a partir de un punto, surgirá otro mundo, que no necesariamente será mejor, sino será peor. Que usted tenga derechos, aunque no lo crea, no solo se debe a la tolerancia, a la dignidad humana y al valor de la persona, planteado por Kant, Descartes, Aristóteles, Marx, Heidegger, sino porque se fundamenta en la metafísica del cristianismo, es decir, en la creencia que tenemos alma-espiritual individual, a la creencia de que existe Dios, a la creencia de que existe eternidad para cada ser humano, a la creencia del Juicio Particular, etc. 

– ¿Una persona que no cae en la ebriedad cada fin de semana, piense usted es mejor para la sociedad o es peor, que la que se derrumba ante esa costumbre…? Podríamos situar, cualquier pasión o hábito o acto descontrolado. ¿Qué es un mejor que cada persona y colectivo, lleve una moral correcta o incorrecta, para si misma, para su familia, para la sociedad, para el Estado? 

¿Quizás, haya poderes concretos, ideologías con poder en la sociedad, que quieran llevar a las personas e individuos y colectivos hacia formas de conducta teórica y práctica, no morales, inmorales, así de ese modo, llevan el rebaño hacia paisajes que a ellos les interesan…? ¿Quizás, incluso, no sea solo razones económicas, o dicho de otro modo, razones de obtener beneficios económicos, sociales, políticos, porque con personas sin una moral correcta, se lleva el ganado mejor, sino también, existan ideologías, que buscan que los humanos, cada uno, se condene eternamente en el infierno…? ¿Puede parecer medieval, pero puede ser, que existen colectivos, de más poder o menos, que sepan y crean que exista Dios, el Buen Dios del cristianismo, pero no quieran rendir honor y alabanza y adoración al Dios de la Santísima Trinidad o del cristianismo…? 

¿Es dura la pregunta, pero puede que sea real, y usted todavía no se haya percatado…? 

– Imaginemos que el cristianismo está formado por diez reglas o normas, o imaginemos que está formado por cincuenta o por cien esenciales… 

Imaginemos, en segundo lugar, que usted, en su conducta o en su teorización, no está de acuerdo con una. 

Pongamos un ejemplo imaginario, esa regla con la que usted no está de acuerdo, es que “el cristianismo prohíbe comer aceitunas”. Y, a usted le parece muy bien comerlas y degustarlas de todas las formas y maneras. 

Conclusión, usted si es racional, no dejará de creer en el cristianismo, porque exista una regla o una norma, que usted no esté de acuerdo, la de “comer o no comer aceitunas”, porque le parece, que el resto, si está usted de acuerdo, es bueno para usted, para la sociedad, etc. 

Entonces, usted, con buen sentido común, lógica, racionalidad, y al menos, correcta voluntad, se dirá, bueno, esa regla o norma, de no comer aceitunas, no estoy de acuerdo, pero seguiré el resto, y ésta ya veremos, que sucede en el futuro… 

¿No es mejor, tener esta actitud y aptitud en relación al cristianismo, que la contraria, que por una regla o norma, desechar el cristianismo total y completamente…? 

http://twitter.com/jmmcaminero    © jmm caminero (23 enero-11 mayo 2021 cr).  

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario