otoño lateral

MCA, Museo de la Cuchillería de Albacete

El museo de la cuchillería de Albacete se considera el mayor y mejor museo de su especialidad en la Península Ibérica, colecciona piezas de cuchillos y utensilios similares de todo el mundo, desde la antigüedad hasta el momento presente. 

Junto con Thiers, en Francia y Solingen, Alemania, forman tres museos de esta especialidad únicos en el mundo. Según los datos que disponemos estos tres museos, bajo el lema “tres ciudades, tres museos, tres países”. 

El museo de la cuchillería de Albacete está instalado en la Casa del Hortelano, del estilo modernista de principios del siglo veinte, unida a la Antigua Comisaría de la Policía Local de Albacete formando una unidad como entidad museística. 

Hasta dónde entiendo y comprendo, porque no soy un experto en esta temática, se reúnen piezas, de cuchillos, navajas, tijeras del mundo, expuestas en distintos orden temático, por países, por objetos, y reúnen, diríamos dos grandes polos, por un lado, un estudio histórico sobre este arte y oficio y profesión, a lo largo de la historia y en la ciudad de Albacete, señalando otros puntos de la península ibérica dónde existió o existe todavía producción. 

Y, en segundo lugar, que este oficio y actividad, aún está vivo, en esta ciudad, por lo cual, diríamos, no solo es un museo del y para el recuerdo, sino que es un museo que conmemora la actividad industrial en esta rama del ser y del saber y de estar de lo humano y de la humanidad y del ser humano en el mundo. No olvidemos que existe una Escuela de la Cuchillería, que ha cumplido veinte años, dónde se enseña y aprende este oficio… 

Es un museo vivo, actualmente, tiene dos exposiciones, una de fotografía sobre la navaja y similares, y otra exposición infantil o de pinturas y dibujos de niños sobre el mismo ramo. Además, de utensilios y máquinas históricas, objetos y otras realidades en relación a este mundo. 

Si nos fijamos, el cuchillo es desde la prehistoria, realizados en piedra, en distintas formas, en distintos procesos, ha sido y es esencial, a y en la historia humana. Podríamos indicar que desde los choppers, chopping-tools, bifaces, hendedores, raederas, etc., lleva con nosotros, desde hace dos millones de años, según los especialistas hasta la cuchillería de la edad de bronce, pasando por la edad de hierro antigua, hasta llegar al momento actual, hasta arribar digamos a estos cinco últimos siglos que conmemora este museo. 

Diríamos, que con unos conceptos elementales de filosofía de la técnica, tenemos que preguntarnos, “¿si nosotros hemos hecho los cuchillos, desde los choppers, hasta los cuchillos de metal de hoy, o ellos, nos han hecho de alguna manera a nosotros, o una interrelación en feed-back? 

Si se me permite una sugerencia, dicho museo, podría tener una vitrina, con material de la prehistoria de algunas de estas herramientas, que le cediesen en depósito alguno de los museos nacionales o de la región, para que se viese, la profunda unidad e interrelación, que pueden existir entre piezas de la prehistoria, pasando por piezas de la antigüedad, que si mi memoria no me falla, si está representada, hasta llegar a esos últimos cinco siglos… 

Decíamos, que hace dos millones de años, el ser humano, o el homínido su antecesor, dio el paso, según los prehistoriadotes, de comerse los tuétanos de los huesos, y eso fue esencial, en su evolución, por las proteínas y calorías que aportaban para su cerebro y sus músculos, estos se rompían sencillamente, pero después, se percataron, no sabemos cuándo, que la carne se podría romper o abrir o trocear con trozos de piedra, que son los “antiguos cuchillos” en forma de choppers, que era algo similar, a esa navaja en forma de moneda, que existe expuesta en el museo. 

Pero este proceso cambió la existencia de la humanidad, fue un elemento esencial, para que el ser humano, pudiese aprovechar más y mejor, los animales muertos que se encontraba, o quizás, en la más remota prehistoria, animales moribundos, que pudieran cazar. La herramienta, diríamos, entendiéndose bien la afirmación, los “bifaces de la prehistoria, son los cuchillos de piedra de dicha época, no solo hicieron que la especie sobreviviese, sino que evolucionase, que evolucionase hacia otras especies”. Porque al final, somos un camino lleno de especies humanas, que han ido evolucionando unas a otras, unas en otras, unas con otras, hasta llegar a la actual… 

Podríamos indicar que no solo hacemos o hemos hecho el cuchillo, hemos creado o inventado o diseñado el cuchillo, sea el de “piedra de la prehistoria hasta los actuales”, en todas sus formas antiguas y modernas, toda la evolución de dos millones de años. Sino que el cuchillo, la navaja, la espada por extensión, los bisturís, las tijeras nos ha hecho a nosotros. Mucho de lo que somos, somos en esa faceta de nuestra existencia… Sin estos instrumentos, bien utilizados, porque como todo lo humano, tiene esa capacidad de doble uso, bueno y correcto, eficiente e instrumental, y, en algunos casos, malo y negativo e inmoral. 

Diría, sugeriría para completar y complementar el museo, que en la Web oficial, recogiesen, poco a poco, trozos o textos de la literatura de España y, del mundo, de pequeños y grandes autores, referidos a la cuchillería. Porque darían, una proyección más completa de esta realidad. Si me permiten el consejo, dicho con sumo respeto… 

También, ya que me he puesto a sugerir posibilidades, que la industria de la cuchillería de Albacete creen el mayor cuchillo del mundo, la mayor tijeras del mundo, la mayor navaja del mundo, que creen varios récords Guinness, sería una manera sencilla y fácil, de una enorme proyección en el mundo, y después, éstas piezas, se podrían exponer en alguna plaza de la ciudad o en los aledaños del museo.  

Como un artículo periodístico tiene sus reglas y normas, no pasar de un número de palabras, solo indicar, que hecho en falta, utensilios de cirugía, en este museo, tanto en alguna vitrina histórica, que es diríamos otra dimensión de la cuchillería. Lo expreso, para sugerirlo a dicha entidad. Pero también, con una doble finalidad, no solo exposición de estos utensilios cortantes, que no difieren tanto en su función, que es abrir la carne humana para curar enfermedades, y por otro lado, dicho con todo respeto, quizás, las industrias del ramo existentes, todavía en esta ciudad, quizás, deberían crear secciones de producción de instrumentos de cirugía, quizás, al principio serían objetos simples como serían escalpelos o bisturís, tijeras de distinto orden y fin, pinzas con distintos nombres y finalidades, que no voy a contar aquí. 

Dejo aquí, esta modesta sugerencia, a este museo, a la industria actual de la cuchillería de Albacete, porque la Mancha necesita crear mucho trabajo, porque necesitamos seguir estando en el mundo. Al final, crear una ramificación de la producción, aunque al principio sea modesta, sin grandes ambiciones, puede ir abriendo posibilidades. Ahí dejo el guante. 

Y, a la población general, ya que van a tantos sitios y lugares, que se acerquen por este pequeño gran museo, porque vale la pena visitarlo y comprenderlo y entenderse en él y con él, porque al final, nosotros hacemos la técnica y los instrumentos, pero estos nos hacen a nosotros… ¡Paz y bien…! 

http://youtube.com/jmmcaminero        © jmm caminero (25-30 septiembre 2020 cr). 

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario