ANPE

Las ideas se nos pegan

Las ideas, datos, noticias, informaciones, percepciones se nos pegan al cuerpo y a la mente y al alma. Las ideas, representaciones de realidades, son como otra naturaleza en nosotros. 

Durante decenas de miles de años, hemos realizado, cosas y actos comunes o iguales o semejantes, comer o beber, pongamos un ejemplo, pero cada siglo o milenios ha ido añadiendo o quitándole significados. A la misma realidad, se le ha otorgado diferentes concepciones e interpretaciones y significaciones y contenidos. Este es uno de los misterios humanos, podemos estar haciendo lo mismo o algo semejante, pero para nosotros tiene varios significados. Y, esto aplicado y aplicable a cualquier cuestión… 

Diríamos, que el ser humano, tiene una “naturaleza de ideas”. Entendiendo por ideas, enunciado o representación mental, muy abierto. Sea una noticia, un concepto, una emoción, un sentimiento, un deseo, una pulsión, una representación mental, sea del modo que sea. 

Creemos y somos, naturaleza física y biológica y psicológica y, social insertos en una Naturaleza Física o Cosmos o Universo. Pero también somos ideas, que estas ideas, las entroncamos en un sector más amplio que denominamos Cultura y cultura… 

Por lo general, cuidamos, todo lo que podemos de nuestra salud física o biológica, de nuestra salud psicológica, incluso de nuestra salud social o de nuestra salud económica, pero quizás, no somos conscientes, que también tenemos que cuidar de nuestra salud de las ideas. De las ideas o representaciones mentales, que nos llegan, o, al menos, que aceptamos como verdaderas y bondadosas. Si tal concepto/idea/información/percepción, que nos están explicando-mostrando-enseñando, es verídico y verdadero y demostrable y bondadoso, si aquella percepción que nos están enviando o estamos sintiendo, si aquel deseo o pulsión o pasión o instinto, si y si… 

Somos como una Naturaleza de Ideas, entendida, en un sentido amplio y expansivo, como estamos explicando. Aceptamos, multitud de ideas-enunciados-conceptos-proposiciones que están en el ambiente, ambiente social, o en los subambientes que forman y conforman cada vida-existencia. Pero pensamos, de forma moderada y modesta y sucinta y sintética, si esa idea, que estamos aceptando, es suficientemente racional, moderada, verdadera, bondadosa, o, tiene muchos desequilibrios internos y rozaduras por dentro y por fuera… 

Recibimos “miles de ideas”, cada día. Ahora, aún más, con el enorme universo de Internet. Ahora, no dejamos, a nuestra propia mente-psique-conciencia que nos hable. Estamos obsesionados con las noticias e informaciones de fuera, con la comunicación con uno o con mil individuos, pero no dejamos, que el interior nos hable. No estoy indicando que realice meditaciones orientales, ni que se vaya a un monasterio oriental u occidental, ni que deje de tener contacto normal y rutinario con el mundo. Le estoy preguntando a usted si deja que su cerebro le hable, o constantemente, le está metiendo información, noticias, percepciones. No deja usted que su encéfalo-cerebro-sistema nervioso central le hable, le haga consciente cosas que están bullendo dentro de usted. No deja a su conciencia e inconsciencia que le diga cosas… 

Somos conscientes, que si se nos tizna un trozo de rostro, si los ojos no están pintados de forma armónica, si no vamos vestidos con la ropa adecuada al acontecimiento, si no nos hemos lavado los dientes, si y si… pero somos conscientes, de que las “ideas”, se nos pegan también, ideas que vienen de fuera, en multitud de formas: noticias, percepciones, deseos, publicidad, propaganda, acontecimientos, interpretaciones de hechos y, mil otras formas. Esas ideas se nos van pegando en la consciencia y en la inconsciencia y en la semiinconsciencia. Que al final, todo ese conjunto de ideas o representaciones mentales y psíquicas están formando y conformando una unidad dentro de nosotros, un ser-estar dentro de nosotros. Al final, nos vemos y nos sentimos y nos percibimos, con esas ideas, que han ido acumulándose como montañas y esculturas… 

No sea usted radical, porque entonces estaríamos pasando al otro extremo, y, esto es malo, Pero si, hágase la pregunta, de forma moderada, sentado sosegadamente, paseando de forma tranquila. Aprenda a percibir con moderación, sin ansías, sin avaricias de estímulos externos. Vaya dejando que lo de fuera y lo de dentro vaya dialogando. Vaya, sin hacer grandes cambios en su existencia, siguiendo su vida normal y rutinaria, su trabajo y su familia, sus realidades normales. Deje que su mente interior le vaya hablando, deje que la realidad exterior vaya pasando a su existencia, de forma racional y moderada y mesurada. Vaya analizando cada cuestión y cada dato y cada noticia y cada deseo y cada pasión… De forma regular y rutinaria. Vaya, siendo consciente que las ideas se le van pegando en su ser y en su estar. 

Que las ideas le van formando y conformando, por eso, vaya aceptando las verdaderas y bondadosas y racionales y prudentes y del sentido común y demostradas y demostrables… ¡Paz y bien…! 

https://museovirtualcuadernosdelamancha.wordpress.com © jmm caminero (14-15 junio 2022 cr). 

Deja un comentario