otoño lateral

La Diputación de Cuenca y Cáritas renuevan el convenio para afrontar la crisis social causada por el Covid

La Diputación de Cuenca y Cáritas Diocesana continúan un año más con el convenio de colaboración dotado con 27.000 euros para el mantenimiento del centro residencial, los presidentes de ambas organizaciones, Álvaro Martínez Chana y José Martín, han firmado en el Salón de Plenos este documento que este año tiene más importancia si cabe a causa de la grave crisis social que está causando el Covid-19, en este acto también ha estado presente la diputada de Servicios Sociales, Lorena Cantarero.

El presidente provincial ha reiterado su compromiso con la organización sin ánimo de lucro porque está haciendo “una labor impagable” a toda la sociedad, tanto de Cuenca como de la provincia, con un trabajo incesante y desinteresado para que “las personas con menos recursos no se queden atrás”. Desde la Diputación no se están escatimando recursos para este fin, ya que esta ayuda ordinaria se une a los 40.000 euros que de forma extraordinaria se concedieron el pasado mes de mayo, durante el confinamiento, para atender en aquellos aspectos de primera necesidad.

Además, Martínez Chana considera que este proyecto de mantenimiento de pisos de acogida es “un servicio clave”, ya que mucha gente que se está viendo azotada por la crisis económica tiene que recurrir a esta asistencia que hace una labor encomiable. El presidente ha visitado las instalaciones recientemente y ha podido comprobar la actividad que se lleva a cabo desde Cáritas que va más allá de “cubrir las necesidades puramente vitales”, ya que hacen una labor de acompañamiento, de afecto y de empatía con el objetivo de que estas personas “puedan tener un desarrollo pleno”.

Desde la Diputación de Cuenca, el presidente ha mostrado su predisposición a seguir trabajando de forma coordinada para afrontar “los meses difíciles que tenemos por delante”.

Por su parte el presidente de Cáritas ha agradecido a la Diputación este convenio y, en general toda la ayuda que les ha prestado durante los meses de la pandemia, además, los fondos extraordinarios aportados en mayo de 40.000 euros se está demostrando “fundamentales” para cubrir las necesidades alimenticias de muchas personas de la provincia de Cuenca. Según ha explicado Martín, la ayuda del economato hace que las familias puedan ir a comprar “por muy poco dinero” los recursos imprescindibles para el día a día.

Desde Cáritas también se sigue trabajando en estos pisos de acogida con más de 30 personas a las cuáles se les hace un itinerario personalizado de reinserción en la sociedad, tanto desde un punto de vista laboral como vital. La organización diocesana sirve así de red que permite amortiguar la grave crisis económica que está sufriendo actualmente toda la sociedad conquense y que afecta principalmente a los grupos poblacionales más desfavorecidos.  

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario