keltiber
Albergue

La Diputación de Cuenca clausura los campamentos de verano donde han participado 350 niños y niñas de la provincia

Este viernes el diputado de Medio Ambiente, Juventud y Deportes, Santiago Gómez, se ha acercado hasta las instalaciones del Albergue Fuente de las Tablas para visitar a los acampados del último turno del programa “Campamentos Diputación 2022”, y dar así por clausurado este programa que la Diputación ha ofertado a los niños y niñas conquenses este verano.

Y es que hoy han cogido el autobús de vuelta a casa los componentes de este último turno, del total de seis que han compuesto el programa, y que comenzaron el pasado 25 de junio, y que han contado con la asistencia de más de 350 niños y niñas de entre 6 a 15 años procedentes de toda la provincia.

Los acampados han podido realizar un completo programa actividades, adaptados a cada grupo de edad, que incluye distintos tipos de talleres como medio ambiente y reciclaje, salud o conocimiento del medio natural, actividades de multiaventura como tiro con arco, escalada, slackline, senderismo, orientación, piragüismo, espeleología, juegos de animación, distintos tipos de actividades socio-culturales y actividades recreativas al aire libre.

También, y en función de la situación en cuanto a incendios se han ido realizando visitas a la cercana BRIF del Prado de los Esquilaores perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO). Allí han tenido la oportunidad de recibir de primera mano de los trabajadores explicaciones de cómo es su trabajo para apagar los incendios forestales, y cómo es el funcionamiento de su servicio desde que reciben los avisos hasta que los helicópteros los trasladan hasta el lugar donde se han producido, ya sea en la provincia de Cuenca o en otras. Testimonio que para los niños y niñas significa una enorme sensibilización hacia la importancia de preservar la naturaleza y cómo para ello se juegan la vida estos héroes y heroínas para salvaguardar nuestro tesoro natural.

El diputado ha podido comprobar en vivo algunas de estas actividades en las instalaciones e inmediaciones de este magnífico Albergue, participando y enseñando también la práctica de algunos juegos tradicionales conquenses. También dirigió unas palabras a los acampados en las que les animaba a seguir realizando actividades de este tipo y a participar en años venideros.

Agradecía también Santiago Gómez su importante labor al equipo de trabajadores del Albergue compuesto por ocho trabajadores entre cocina, limpieza y lavandería, conserjería, así como al de monitores de las actividades compuesto por ocho personas incluida la coordinadora y el médico. Y como no al Servicio de Deportes de la Diputación por la labor organizativa que permite el funcionamiento eficaz de esta instalación y de los programas que allí se realizan.

Santiago Gómez ha expresado también su satisfacción por el éxito que éste año ha supuesto la vuelta a la normalidad en este programa que con la pandemia tuvo que anularse en el año 2020 y desarrollarse tan sólo al 50% en el 2021.

Un programa que permite lograr en los acampados los objetivos previstos, que podríamos resumir en el favorecimiento del desarrollo integral de los participantes en un entorno educativo, creativo, activo y en contacto con la naturaleza. Y todo ello perfectamente estructurado con un servicio de alimentación adaptado a las necesidades específicas de cada uno, y resto de servicios que hacen la estancia en el Albergue muy gratificante y seguramente inolvidable para todos los asistentes.

Tras los campamentos, ya se prepara el siguiente programa que comenzará el día 12 de septiembre. Se trata del denominado “Una Jornada activa en el medio natural” que lleva dos años también sin poder desarrollarse y que en este 2022 vuelve igualmente a la normalidad.

Va a permitir la asistencia al Albergue a las distintas Asociaciones de tercera edad y de mujeres de la provincia, y en el que cada año se inscriben un buen número de ellas, lo que permite a más de un millar de jubilados pasar un día inolvidable en la Serranía entre el final del verano y el comienzo del otoño.

Deja un comentario