La Diputación de Albacete, a través de su programa Emperrados, trabaja para favorecer el bienestar animal con 165 perros recogidos durante 2021

La vicepresidenta de la Diputación de Albacete y responsable del área de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Reto Demográfico, Amparo Torres, ha realizado este martes un balance de la evolución, a lo largo de 2021, del programa Emperrados, un recurso provincial para la protección animal que la institución que preside Santi Cabañero ofrece a los municipios con menos de 10.000 habitantes para que puedan prestar con garantías el servicio de rescate de perros abandonados, cuya competencia es municipal, al tiempo que ha hecho un llamamiento a “la adopción responsable”.

Acompañada por dos cachorros, Venus y Freyja, Torres ha detallado la actividad que se realiza en el Centro de Recogida integral en el marco del citado programa, donde se cuida a los canes a la espera de esa adopción, siendo éste “un lugar óptimo para su alojamiento; con un centro veterinario dotado con toda la tecnología necesaria, incluido un quirófano, para velar por el bienestar de estos animales, atendiendo a parámetros como el estado en el que llega el animal, su edad o su tamaño”. 

En este sentido, la vicepresidenta provincial ha dejado claro que “para la Diputación es un verdadero orgullo contar con un recurso pionero y punta de lanza en materia de protección de los derechos de los animales, como es Emperrados y este Centro”, y en alusión a la aprobación, la pasada semana en el Consejo de Ministros, de la tramitación de la Ley de Protección Animal, ha afirmado que “antes incluso de que en C-LM entrará en vigor la Ley de Bienestar y Protección Animal (Ley 7/2020, de 31 de agosto) o de que se redactara la norma nacional, desde la Diputación ya trabajábamos comprometidas con el maltrato cero, el sacrificio cero y el abandono cero”.

Torres destaca, tras la reducción de abandonos, que las campañas de educación y sensibilización que se ponen en marcha desde la Diputación se están demostrando efectivas

Así, el programa ‘Emperrados’ brinda segundas oportunidades a los canes que llegan hasta sus instalaciones, ubicadas en el km 317 de la Carretera de Jaén. De hecho, un total de 64 Ayuntamientos del territorio están adheridos al recurso que en el último año ha favorecido el rescate de 165 perros, que han sido recogidos en este centro, 36 menos que en 2021. “Una muy buena noticia que nos habla de una reducción en el número de llamadas que hemos registrado y, por tanto, en el número de animales abandonados en la provincia”, ha explicado la vicepresidenta, quien también ha apuntado que, si atendemos al histórico de los datos registrados, “nos encontramos ante la cifra más baja desde la puesta en marcha del programa (2009)”, ya que hasta 2019 los datos hablaban de una media anual que rondaba los 400 perros recogidos al año. 

Además, esta tendencia a la baja en el número de animales rescatados se ha ido consolidando durante 2019, pero especialmente en 2020 y en 2021, “y viene a constatar -ha afirmado Torres- que las campañas de educación y sensibilización que se ponen en marcha desde la Diputación, a través de Emperrados, están dando sus frutos y se están demostrando efectivas”.

En este punto, ha recordado que este recurso presta servicio a los Ayuntamientos y que, por tanto, la ciudadanía cuando encuentra un perro abandonado debe comunicarlo al Consistorio correspondiente, que es el encargado de informar al Centro de Recogida, y ha añadido que este 2021, junto a los perros que se han recogido mediante este sistema, también se ha registrado el abandono de dos más que han sido dejados directamente en este recinto. 

Enero ha sido el mes en el que más adaptaciones se han producido y agosto, en el que más animales se han recogido 

Asimismo, un total de 166 perros han sido adoptados a lo largo de 2021. De ellos, fruto de la estrecha colaboración que la Diputación mantiene con protectoras de animales, 97 adopciones han sido promovidas por estas entidades, y las 69 restantes las han efectuado particulares, lo que ha supuesto, en este caso, un incremento con respecto a 2020 en 6 perros.

“Siendo esta la cifra más elevada en los últimos 9 años y el segundo mejor dato desde que se creó este recurso (en 2009), sólo superada por las 106 adopciones que se realizaron en 2011”, ha matizado Torres, quien ha detallado que enero fue el mes en el que más adopciones se han producido (con 13) y agosto, en el que más animales se han recogido (con 24). Unas cifras que la responsable provincial ha explicado aludiendo a la tendencia que existe de regalar, en el marco de las navidades, mascotas a los y las menores, y al aumento de abandonos que se produce en los meses de verano, coincidiendo con el periodo estival. Por ello, también ha afirmado que ambas cuestiones centran las campañas de sensibilización que la Diputación lleva a cabo en torno a la responsabilidad que implica la adopción de un animal. 

Igualmente, la vicepresidenta ha informado que este recurso, durante 2021, también ha contado con un perro en acogida temporal y seis más que han sido recuperados por sus propietarios, poniendo en valor que ésta práctica se ha repetido hasta en 264 ocasiones desde el inicio del programa, haciendo posible que las mascotas se reencuentren con sus ‘familias’, “gracias al trabajo de identificación que se realiza desde el Centro a través de los chips de los propios animales”. De hecho, sólo en 2021 se han identificado un total de 157 perros y, desde que se puso en marcha Emperrados, la cifra asciende hasta los 3.781. Además, en ese mismo periodo han nacido 153 perros en estas instalaciones (13 sólo en el último año).

Torres explica que el presupuesto provincial de 2022 contempla cerca de medio millón de euros para este recurso, con un incremento (hasta los 50.000€) para mejorar y remodelar el Centro de Recogida

Amparo Torres también ha advertido que estas cifras ponen de manifiesto que Emperrados y este Centro vienen realizando un gran trabajo “para reducir lo máximo posible el número de perros abandonados y para impulsar al máximo el número de perros acogidos; un objetivo que, poco a poco, vamos cumpliendo, constituyendo un verdadero orgullo para la Diputación, comprometida como esta institución está con el bienestar animal y con el medio ambiente”. 

Prueba de ello, ha indicado Torres, es que en el presente ejercicio, este recurso cuenta con una partida presupuestaria de casi medio millón de euros, cuantía que tiene por objeto el mantenimiento del servicio con los parámetros de calidad con los que se viene prestando hasta la fecha, y, además, contempla un incremento, hasta los 50.000€, en la inversión destinada a la mejora y remodelación del Centro, “respondiendo así al compromiso del Equipo de Gobierno que preside Santi Cabañero con un servicio que convierte a esta provincia y a esta institución en un referente”.

Así, desde 2009 se han recogido un total de 4.584 perros y se han adoptado 3.835 (710 por particulares y los 3125 restantes por protectoras), a los que se unen 264 que han sido recuperados por sus propietarios. “Es decir, este recurso provincial, puesto en marcha por la Diputación de Albacete, ha salvado, a través de sus diferentes mecanismos, a más de 4.500 perros a lo largo y ancho de la provincia de Albacete, ofreciéndoles un futuro mejor”, ha destacado la vicepresidenta, aclarando que, en la actualidad, en el centro se encuentran perfectamente atendidos 56 perros a la espera de encontrar una familia adoptante. Aunque ha remarcado que 10 más serán adoptados, porque ya se han iniciado los procesos: 7 por parte de protectoras y 3 para particulares.

Torres pone en valor que en el Centro de Recogida se realizan actuaciones de socialización y prevención de alteraciones de conducta para los perros

Durante su intervención, Torres, que ha incidido en que este Centro favorece la atención integral e individualizada y los ciudadanos idóneos para cada perro con el objeto de dar respuesta a las necesidades que pudieran presentar los animales acogidos, también ha abordado las actuaciones que se realizan orientadas a la socialización y prevención de alteraciones de conducta en los canes. Todo ello de la mano de “grandes profesionales” especializados en etología o conducta animal y adiestramiento.

Así, en el caso de los perros adultos, en materia de socialización se realizan actividades de acercamiento a personas y a otros perros, compartiendo recinto y comida, y acciones de reconocimiento y adaptación entre la persona futura adoptante y el animal. En el caso de los cachorros, se trabaja mediante juegos. Del mismo modo, se efectúan actuaciones de prevención de alteraciones de conducta y acciones de adaptación al collar, a la correa y al bozal, especialmente en razas potencialmente peligrosas y perros asustadizos.

Adoptar con responsabilidad 

Finalmente, Torres ha hecho un llamamiento para que todas las personas que estén interesadas adopten a alguno de los perros que en la actualidad viven en el centro de Recogida de la Diputación, advirtiendo que “el criterio de responsabilidad debe predominar a la hora de tomar esta decisión y llevarse una mascota a casa”, al tiempo que ha aclarado que a través de la página de Facebook (@emperrados.org) o mediante el teléfono 628236149 se pueden poner en contacto con el equipo de trabajo, tanto para cuestiones relativas a la recogida por parte de Ayuntamientos como para la tramitación de las adopciones por parte de la ciudadanía. 

En este punto, la vicepresidenta ha puesto de relieve que los perros que son entregados en adopción cuentan con su certificado sanitario y sus vacunas al día; están esterilizados y desparasitados atendiendo a la ley y, también se les entrega un certificado etológico, en el que se describe la conducta y el carácter del perro, lo que permite saber si es más idóneo para hogares con adultos, con niños…y ha recordado que quien lo intenta y con el tiempo ve que no es capaz de hacerse cargo adecuadamente del animal, tiene la posibilidad de devolver nuevamente al Centro para que éste y las protectoras se encarguen de encontrarle una familia nuevamente.

Deja un comentario