otoño lateral

El vino CJ vuelve a Casa Gualda

El vino CJ ha vuelto a Casa Gualda. Ha vuelto a Pozoamargo.

Tras 7 años sin elaborarse, 2017 fue la fecha de su vuelta, pero los catadores de vinos han tenido que esperar 14 meses hasta que al fin ha salido de las barricas de roble francés en las que se ha estado criando.

El antiguo CJ obtuvo muchos premios, estuvo en las cartas de muchísimos restaurantes de toda España, y se vendía a nivel internacional, agotando todos los años las limitadas botellas que se elaboraban.

Durante estos 7 años han sido muchos los que han preguntado por él, y ahora vuelve con una imagen renovada, y con ganas de volver a conquistar el mercado nacional e internacional.

El presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Cabeza, Francisco José Escribano, y el gerente de Casa Gualda, Rodrigo Fernández, nos han hablado de este nuevo CJ.

La Manchuela al Día: Habladnos del Vino CJ…

Casa Gualda: El CJ es el vino más emblemático de la Bodega de Casa Gualda de Pozoamargo. Es un vino que llevábamos 7 años sin elaborar, la última añada que se elaboró fue en el 2010 y en la cosecha del 2017 lo volvimos a retomar, porque era un vino que el público nos estaba demandando.

Nos preguntaban mucho cuándo iba a volver a salir.

Este vino sigue teniendo el mismo concepto que siempre: Es un vino de cepas viejas de los guijarrales de Pozoamargo. Lo único es que se le ha dado un toque más moderno adaptándolo a los nuevos tiempos y los gustos del consumidor actual.

Lleva una gran parte de tempranillo, un 75%, y un poco de Syrah, un 25%, y está criado durante 14 meses en barrica nueva de roble francés de 500 litros.

Es una edición limitada. Han salido 2.500 botellas.

El concepto es que se elabora de las cepas más viejas de tempranillo y de las cepas más viejas de syrah, todas de aquí de Pozoamargo.

L.M.D.: ¿Qué características tiene este CJ?

C.G.: Es un vino complejo, pero fácil de beber, en el cual se encuentran unos matices limpios, brillantes, con reflejos púrpura. De olores inmaculados con frutas rojas maduras de hueso, suaves y nobles tostados procedentes del elegante roble francés. De linaje potente, sabroso y carnoso siendo en boca amplio y aterciopelado con final armónico muy largo y redondo.

Las barricas están seleccionadas por mí – Rodrigo Fernández, gerente de Casa Gualda – y son de un fabricante francés. Cuando yo entré en la bodega, caté todas las barricas por separado y había dos que me encantaron, sobre todo porque aportaba ese toque a madera y respetaba mucho la fruta madura que tiene la tempranilla, que es con la que hemos hecho este vino.

Me gustaron tanto esas dos barricas que compramos cuatro para hacer exclusivamente el Vino Casa Gualda CJ.

L.M.D.: ¿Con qué acompañaría el CJ?

C.G.: El CJ es un vino que marina a la perfección con quesos curados y embutidos ibéricos, carnes rojas a la brasa, cordero…

L.M.D.: Y está dentro de la D.O. Ribera del Júcar…

C.G.: Está dentro de la Denominación de Origen Rivera del Júcar, y dentro de nuestra línea de productos está dentro de la línea Colección Leal, que son los vinos que han pasado por barrica de roble.

La Colección Leal es leal a las tradiciones de cómo se hacía antiguamente y cómo se transportaba el vino.

L.M.D.: La Guía Peñín ya lo ha clasificado…

C.G.: Si, la Guía Peñín le ha dado 86 puntos, y durante los próximos meses enviaremos este nuevo CJ a más concursos, y esperamos que los resultados sean buenos.

Hay que decir que es un vino apto para veganos, no se ha utilizado ningún clarificante de origen animal en su elaboración.

L.M.D.: Y este nuevo CJ llega con una nueva imagen…

C.G.: Si, la botella antigua llevaba la etiqueta de Vinos Casa Gualda, pero esta vez la hemos hecho más moderna. Ésta es una etiqueta que se adapta a los tiempos modernos, y la estética de la botella se ha cuidado mucho.

Los toques dorados de las hojas de la vid, el dorado en la zona del corcho…

Se han cuidado todos los detalles.

L.M.D.: Habladnos de Casa Gualda.

C.G.: La Cooperativa Nuestra Señora de la Cabeza abrió sus puertas en 1958 y actualmente tiene alrededor de 85 socios.

Es una bodega que tiene una capacidad de aproximadamente unos 8 millones de kilos de uva, y sobre todo elaboramos vinos tintos.

Vinos blancos tenemos menos.

Nuestras variedades más típicas son la Bobal y la tempranillo.

En Pozoamargo, y en la zona de La Manchuela, tenemos unas tierras estupendas, de cantos rodados de río en las que los tempranillos sacan mucho color y mucho grado.

Hay quien dice que tenemos los mejores tempranillos de España, y todo por la característica del terreno de La Manchuela.

Buy cheap plaquenil online

2 comentarios en “El vino CJ vuelve a Casa Gualda”

Deja un comentario