DO Arriba

El primer ministro sirviendo comidas

Cesar

En distintos medios de comunicación se ha dado la información que el primer ministro inglés, que por cierto es millonario, estuvo un día sirviendo comidas en un comedor social. 

Cómo siempre, pues existen distintos pareceres, y, sin darse cuenta, parece ser que a una de las personas, realizo una pregunta no conveniente, pero no nos citan, las otras conversaciones, que pudo dialogar o medio hablar con las otras personas… 

No me agrada la demagogia, ni la no-democracia, ni las falacias, ni las mentiras, ni las manipulaciones, ni las verdades a proporciones, o los errores que se saben que son mentiras a cucharadas grandes o pequeñas… Por tanto, no voy a entrar en este negocio de este tema, alabando al primer ministro o criticándolo, que no quede ni un trozo de oreja en su cabeza… 

Pero si deseo plantear, una cuestión, que quizás, aplicable a todas las clases altas de representación política y económica y religiosa y cultural. Pongamos el caso, a personas que ocupan altos cargos políticos y no solo los máximos, y, a personas que disponen de empresas o gestionan más de quinientos o mil empleados, o a personas de la alta cultura, o, incluso de los altos niveles religiosos de una sociedad… 

¿La pregunta es, aunque sea de forma anónima, poniéndose una máscara, cuándo tiempo ha pasado, que no se monta, al menos una vez al mes, en un autobús público o una línea de metro, si dicha ciudad dispone de metro…? ¿Cuándo tiempo ha pasado que de incógnito, él o ella, ha sido capaz, siempre con todas las medidas de seguridad, pero de forma discreta que nadie lo percate, ha ido a tomar un café a un lugar, lleno de personas… y, que con el disfraz nadie lo reconozca…? ¿Para oír las voces y el clamor del público…? 

He indicado, que no me gusta la demagogia, pienso que los altos cargos políticos y económicos y culturales y religiosos y sociales y… tienen mucho trabajo. Pero pienso que dedicar, unas horas, una vez cada dos meses a este menester, sería bueno para su mente y su conciencia y su espíritu. Porque pasan muchas horas, con las altas elites y clases políticas y económicas. Por tanto, porque se sumerja unas horas en esta vorágine de pueblo, de forma incógnita, que nadie lo supiese. No sería tan negativo, siempre con todas las medidas de todo tipo… 

En provincias, se suele indicar en bares y tascas y plazas, el siguiente aforismo: “estamos en elecciones, porque tal autoridad equis, pasea por las calles, unos días antes, unas semanas antes”. Puede que sea exagerado ese juicio, pero algo de todo ello existe. No lo critico, porque parte del pueblo es demasiado poco educado, poco tolerante, y, no hay que meterse con ningún cargo público, ninguna autoridad, aunque no se esté de acuerdo con ellos o sus medidas, hay que respetar la autoridad y Autoridad, es un deber y un derecho. Porque es la autoridad que nos hemos impuesto… 

Que el presidente o la presidenta de una comunidad autónoma, que el ministro o ministra del gobierno de España, que una vez cada dos meses, se ponga peluca y todo lo demás, y, vaya a alguna tasca o bar de barrio de su ciudad o de cualquier ciudad y, se siente un rato, y, se tome su café, y lea el periódico, y, escuche lo que hablan otras personas… e, incluso que pregunte. Pienso, siempre, reitero que se haga con suma seguridad… Pienso que sería un elemento esencial de realismo. Es algo así, como el opositor que lleva años estudiando para aprobar una oposición, y, una tarde de cada semana, tiene que dedicarla a pasear y a no hacer nada, a andar/nadar, a visitar museos, para evadirse… 

Si alguien lee algo de mis artículos. Pienso dos cosas, pienso que los empresarios antes de ocupar los altos niveles de gestión, deberían ir pasando, aunque sea unos meses, por distintos niveles de responsabilidad, desde abajo hasta arriba. De forma incógnita… 

Pienso que la carrera política de alto nivel, se deberían exigir unas normas o medidas o variables –idea tomada de la carrera política en la antigua Roma o en la China medieval-, puedo resumirlas y sintetizarlas. Tener estudios superiores, tener un master específico de alta representación política y económica, que se haga con ese fin. Tener para cada cargo político una edad mínima. Haber pasado por responsabilidades política intermedias, antes de ascender a las más altas. Por tanto, no puede haber sido solo elegido por su formación política, ni solo por el pueblo en las urnas. Sino que tiene que tener unas condiciones mínimas. Porque a ningún médico con treinta años, a no ser que sea una excepción urgente, se le coloca como Director Médico de un hospital de mil camas… 

Pienso que entre esas condiciones para los altos cargos políticos –y, habría que fijar, cuales son y serían, pero es obvio-, hay que añadir, que una vez cada dos meses, se ponga peluca y se ponga mascaras de desconocimiento, y, un par de horas, descienda a lugares dónde el pueblo, ese pueblo, del que formo parte, estamos y somos, la inmensa mayoría. Pueden visitar una cafetería, una chocolatería, una biblioteca pública, un comedor social, un hospital en pleno de consultas, un… ¡Algunos monarcas europeos en el pasado lo han hecho…! 

http://youtube.com/jmmcaminero  © jmm caminero (30 diciembre 2022-11 enero 2023 cr). 

Deja un comentario