El Gobierno regional publica la resolución provisional con los centros educativos públicos que desarrollarán el V Plan de Éxito Educativo

El tablón de anuncios de la sede electrónica de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Portal de Educación ha publicado la resolución provisional con los centros públicos elegidos para desarrollar durante este curso los programas contemplados en el V Plan de Éxito Educativo y Prevención del Abandono Escolar Temprano dirigidos a apoyar al alumnado más vulnerable de la Comunidad Autónoma.

El primero de los programas, Prepara-T, va dirigido a alumnado de 1º y 6º de Educación Primaria; por su parte, Ilusiona-T se dirige a alumnado de 1º, 2º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria que se incorporó con áreas pendientes de la etapa de Educación Primaria o está repitiendo este nivel; y el programa Titula-S está diseñado para el alumnado de 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachillerato con dificultades para conseguir las competencias, que precise medidas de inclusión y ajustes educativos dentro del aula ordinaria o que provenga de programas de PMAR en los niveles de 2º y 3º de la ESO.

A estos proyectos se le sumarán aquellos que soliciten los centros concertados interesados, así como 160 efectivos docentes para el desarrollo de los programas de Garantía Juvenil.

En total, ha detallado Rosa Ana Rodríguez, con esta quinta edición se contratarán durante el curso 2022-23 hasta 960 efectivos docentes que permitirá llegar a alrededor 800 centros educativos de la región.

Descenso del 4,5 por ciento en la tasa de abandono escolar

La consejera ha indicado que estos planes “han contribuido decisivamente a reducir la tasa de abandono escolar en los últimos años. En concreto, se ha pasado de una tasa de abandono escolar temprano que era superior a un 20 por ciento en el año 2015 a un 15,5 por ciento en 2021, último año del que se tiene registro”.

Rosa Ana Rodríguez ha recordado que este plan comenzó en la anterior legislatura y lleva ya cinco cursos académicos con el objetivo esencial de acompañar a aquel alumnado que presenta una situación de vulnerabilidad -socioeconómica, educativo o de cualquier otra índole- a lo largo de toda su vida educativa para evitar situaciones de fracaso escolar. “Se lleva a cabo en todas las etapas educativas, en el aula, sin segregar al alumnado y dentro del horario escolar”, ha aseverado.

A este plan se le han unidos programas como el PROA+ y las unidades de acompañamiento y orientación personal y familiar del alumnado educativamente vulnerable, así como los distintos planes de igualdad, formación del profesorado y los recursos personales y materiales puestos a disposición de los centros.

Deja un comentario