Rural

Dichos I de Juan de Portoplano

El de Portoplano, aquella tarde o mañana o noche, al mirarse al espejo, sintió como un pensamiento que se le clavaba en la conciencia-consciencia: “todo el mundo quiere ser querido y estimado y amado”. Quizás, quizás toda la vida-existencia estriba en ello.

– Pienso para que tus tataranietos y biznietos puedan vivir y existir en este mundo. Pienso para encontrar las bases esenciales de esa existencia. Y después las expreso, si es que estimo he encontrado algo, en frases llenas de palabras o de colores.

– Pocas personas saben soportar el mal que se les hace y que sufren. Y que pueden sufrirlo durante décadas de una manera o de otra.

– Mi sociedad tiene heridas enormes, que muchos creíamos se habían curado, pero no era así. Mi sociedad o una gran parte de mi sociedad sufre heridas heredadas de hace ochenta años, y que no se han curado…

– La mayoría de personas oímos pero no escuchamos, vemos percibimos pero no vemos, tenemos ideas pero no razonamos o pensamos de forma adecuada y conveniente…

– Cada uno tiene sus sueños, yo, yo entre otros, quise ser un gran escritor-pensador. Y solo he sido un mediocre escritor-pensador.

– Supongo que quizás alguna de estas frases, alguna vez, llegue a alguien que exista o viva en cualquier vivienda, de cualquier barrio de algún lugar del mundo. Quizás, a miles de kilómetros de aquí, o quizás aquí al lado. Pero sus circunstancias serán diferentes a las mías, pero los dos seremos seres humanos…

– El mundo ha cambiado los avances tecnológicos y científicos han hecho ya cambiar la sociedad, incluso está tocando la esencia del ser humano…

– Me exiges que respete tu libertad de conciencia, tu libertad de expresión, tu libertad de pensamiento, pero tú, tú a mi no me dejas que la tenga, o al menos, en algunos temas…

– Todos los seres humanos, desde hace decenas de milenios, lo único que hacemos es adaptarnos a la realidad que nos toca vivir.

– Entristece asistir al panorama de cómo un ser está aplastado por las circunstancias.

– La pobreza, en un sentido o en otro, no tiene solo causas económicas, ni solo sociales, ni solo políticas, sino también morales y éticas, de uno mismo o de los antecesores.

– No he entendido la vida, no me he comprendido a mi mismo, de ahí, de ahí han nacido enormes errores, quizás no morales en sentido estricto, pero si quizás en relación a la existencia y a la vida, a eso se han añadido circunstancias negativas, también a la maldad de personas concretas…

– Escribimos y pensamos no solo para nosotros mismos, sino para que para otros esas palabras sean espejos para mirar y mirarse.

– No es lo mismo el que hace el mal, algún tipo del mal, como el que se defiende de ese mal. Se defienda de forma correcta o incorrecta.

– La vida te ha hecho llevarte a preguntarte, que todas las personas buscan durante su vida, quién las quiera y quererse a si mismas.

– No entiendo tanta violencia y contradicción y animadversión porque alguien, en un tema o en diez piense diferente a ti. Porque en otros cien o mil, piensan de igual modo o manera.

– España tantos siglos ha estado haciéndose y deshaciéndose. Parece que esa es su esencia, ser y no-ser, estar y no-estar.

– Un colectivo basando en una ideología crea un conflicto, y deshacer después dicho conflicto es enormemente difícil. Hasta la saciedad lo muestra y demuestra la historia.

– No se me censure o castigue por lo que pienso, porque hoy pienso una cosa y dentro de diez años otra. Aunque si se me ofrezcan argumentos de los errores de mi pensamiento.

– ¿Por un lado, expresan el derecho a la educación universal, por otro lado, ponen trabas para que esta funcione, sino más bien para que fracase, porque el talento de la humanidad es grande, y no pueden permitir, que tanto talento acabe ocupando los altos cargos de la sociedad, porque la cambiarían…?

– A unos, se les alaba tanto, a otros, se les vitupera y critica tanto. Quizás, más grises y más colores harían más aceptable la vida y la existencia.

– Pensar A o B, cambia de algún modo tu vivir y tu existir, tu percepción de la vida, y de alguna manera la de los otros, en mayor o menor grado. De ahí la necesidad de pensar, con la mayor verdad y la mayor bondad y la mayor racionalidad posible.

– ¡¿Qué queda de una frase que escuchas, de una frase que lees, de un sonido que escuchas, de una imagen que captas…!?

Aquella tarde el de Portoplano regresó a su vivienda-hogar-casa con una enorme sonrisa de ser-estar, de aquí y de allí, en el silencio del mundo.

            http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (17 octubre-07 diciembre 2019 cr).

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario