Semana Santa Alcalá

Cuestiones sobre la erradicación o disminución de los cuatro jinetes del Apocalipsis, VII

No quiero cambiar el mundo, ni siquiera al ser humano, pero si pienso que la humanidad y cada colectivo o sociedad o ser humano tiene el deber y el derecho de buscar mayores grados de realidades, es decir, de verdad y bondad y racionalidad y prudencia y mesura. Grandes mares y fuentes de verdad y bondad el ser humano ha descubierto a nivel teórico y a nivel práctico. Pero todavía quedan grandes territorios ignotos. 

No se han escrito estos artículos y todos los demás, para imponer nada a ningún ser humano, individual y colectivo, sino simplemente para mostrar, quizás pequeñas y diferentes perspectivas, que quizás, puedan ayudar a observar mejor, a percibir mejor algo de la realidad, a pensar y repensar mejor la realidad. Ciertamente, esperamos que todo ello lleve al ser humano, no solo a ser más sabio, sino también a ser más honesto… 

– Hay crear macromodelos teóricos, que aborden cientos de temas y cuestiones, para intentar que la humanidad entera pueda vivir y sobrevivir con dignidad. No puede ser, que el sistema teórico humano y, en la práctica solo haya encontrado como tres grandes modelos: los liberales-capitalistas, los socialdemócratas, los comunistas-anarquistas. Sino, que la mente humana, en este tema, especialmente en los humanísticos y filosóficos, posiblemente, camina y avanza muy despacio, pero entre otros motivos porque no se plantea cambios esenciales en la realidad sociopolítica y socioeconómica, como entender y analizar todo, partiendo de la realidad del presente, es decir, basándose en los tres grandes sistemas que tenemos, pero que respeten los derechos humanos básicos de 1948. 

– El tiempo te lleva a pensar, a hacerte la siguiente pregunta, ¿si existen individuos y colectivos, quizás microminoritarios, pero existentes, que lo que quieren es que se acabe con la especie humana…? ¿Quieren el mal radical, el mal radical es que se extinga la especie humana, o al menos, la humanidad sufra enormes sufrimientos y penas y angustias…? ¿Y, uno de los mejores modos e instrumentos para ello, es que el ser humano abandone la aceptación intelectual y racional de una moralidad teórica y práctica correcta…? 

¿Por tanto, para ese fin, es aumentar que el sufrimiento humano se extienda, quizás simbolizado desde la antigüedad por los cuatro jinetes del Apocalipsis, es decir, exista más enfermedad, más muerte, más hambre, más guerra…? 

¡¿Es dura estas preguntas y estas cuestiones, pero hay que hacérselas, lamentablemente…!? 

– ¿Seriamente la humanidad se ha propuesto erradicar las epidemias, el hambre, la guerra, atrasar la muerte…? ¿Hemos hecho planes teóricos de investigación para disminuir y ralentizar todas esos productos que serán causa de otros motivos o razones o factores, igual que nos hemos propuesto en estos meses la erradicación del Covid, e, intentamos resolver docenas de enfermedades y patologías que están con nosotros desde hace siglos o milenios, con algunas hemos tenido éxito y lo hemos resuelto…? 

– ¿Cómo organizar un mundo en el cual diez mil millones de personas, tengan sus necesidades esenciales y primarias cubiertas, vivan en y bajo el imperio de la dignidad humana, con los derechos humanos, y que por tanto, no exista el hambre, ni las guerras, y, las epidemias presentes y pasadas y futuras se puedan controlar…? 

Si nos hacemos esta pregunta, y si tenemos esperanza que podemos resolverla, se podrán crear modelos y teorías y experimentos, y cientos de investigadores y equipos de investigación entrarán en juego para resolver estas cuestiones. Y, se irán añadiendo pequeñas respuestas, hasta que dentro de un tiempo equis, encontremos la solución. 

Es semejante a los siete problemas matemáticos del milenios, generación tras generación de matemáticos van buscando nuevos problemas y nuevas soluciones, y, en algunos tardan décadas y en otros siglos, y en otros, todavía no los han resuelto pero tienen voluntad de hacerlo, y saben que lo conseguirán, se tarde uno o cien o mil años… 

Pienso que si empezásemos a plantear estas cuestiones, y buscásemos soluciones teóricas, una y otra vez, empezaríamos quizás a proporcionar pequeños saltos en la solución, a nivel teórico y práctico… 

Posiblemente, no se puedan abarcar, dichas cuestiones, planteándolos como tres o cuatro grandes problemas, sino dividiéndolo en docenas o cientos de otras cuestiones parciales… Quizás, al dividir cientos de cuestiones, se pueden ir troceando y resolviendo partes de todo el engranaje de un enorme artefacto. Ciertamente, quizás se dividirán en problemas sociales, económicos, políticos, culturales, metafísicos, étnicos, lingüísticos, etc. 

Igual que hemos empleado décadas en buscar soluciones al cáncer o cánceres, y se ha avanzado mucho, no podemos perder la esperanza, no podemos conformarnos, con que el ser humano, muera de hambre o de sed o de guerras o de epidemias, ya estén resueltas o todavía no. Tenemos que buscar soluciones, plantear problemas, pero sobretodo tener la voluntad y la esperanza de solucionarlo… Es nuestro derecho y es nuestro deber. Quizás, tengamos formas muy primitivas de pensar todavía, quizás, nos creemos muy civilizados, pero somos muy primitivos, quizás creamos que hemos avanzado mucho, pero tenemos saberes y ciencias y tecnologías y filosofías y culturas y civilizaciones muy arcaicas… 

http://twitter.com/jmmcaminero   © jmm caminero (03 enero-24 marzo 2020 cr). 

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario