Cuestiones I de Juan de Portoplano

El de Portoplano, aquella mañana, como tantas, cientos y miles de lo largo de su existencia, le surgían más preguntas y respuestas que soluciones a multitud de cuestiones, cuestiones pequeñas y medianas y grandes, cuestiones de un color o de otro. Eso es y eso había sido siempre, además de su particular juicio sobre si mismo, además de ser como todo ser viviente, un ser semejante a todos, además de todo ello, era un mortal que observaba y repensaba. Ni más, ni menos.

– ¡Cuánto se terminará sabiendo, cuándo gran parte de la documentación del mundo, de Archivos de todas las clases, de libros, de millones de documentos y de millones de libros, sean escaneados, y con Inteligencia Artificial, se tenga acceso a datos concretos de cada página de esos libros, por ejemplo, de nombres, autores, fechas! ¡Y después, de forma automática, se creen conexiones y redes de esos datos entre sí, de cientos o miles de documentos…!

– ¡Si no quieres, que se conozca algo que hayas hecho, quizás no deberías realizarlo, frase con mil modos se ha utilizado a lo largo de la Historia, en cuestión moral y espiritual, quizás sea aplicable ahora, en muchos aspectos de la realidad, aplicada a cualquier acontecimiento, porque cientos de datos y hechos y rasgos se van quedando de la historia de cada persona, importante o no, a lo largo de los meses, años, etc.! ¡…! ¿…?

– Hasta ahora, la vida de nuestros antecesores, abuelos o bisabuelos, en muchos sentidos ha quedado escondida, tapada, es más, muchas personas no saben o no sabemos apenas nada, ni siquiera el nombre de nuestros bisabuelos o bisabuelas, pero quizás en el futuro, esto ya no sea real, si se escanean millones de documentos, y se aplican sistemas de inducción de datos y documentos, se podrán conexionar multitud de datos, de multitud de personas, aunque hayan sido personas del pueblo, no hayan tenido relieve, ni social, ni político, ni económico, ni cultural. Pero en el futuro, de nuestra generación y de las dos o tres anteriores, aún sucederá más, porque están quedando rastros de todo o casi todo, en multitud de archivos digitales de multitud de entidades que desconocemos. Cierto es, que se habla de apagón informático o informativo o documental o teleinformática, por el cual, se perdería multitud de aspectos de lo real y de la realidad…

– Quizás, cuándo se conexionen, millones de datos, de millones de personas, diríamos de personas del pueblo y de sus actividades, por una vez, en la historia, no solo se sabrá demasiado de la realidad social, que pueda ser utilizado con multitud de fines, quizás, no todos buenos, ni siquiera, no todos para el mundo de la economía, ni para el mundo de la gestión de la política, sino de verdad, por una vez, conocer los afanes, tristezas y alegrías y penurias y felicidades del pueblo. De verdad, sabremos y conoceremos, de que pasta estamos hechos…

– Los sistemas sociopolíticos no-democráticos, que se implanten en el futuro, van a tener un poder omnímodo, porque podrán saber, de la población en general, una multitud de datos, e inducir concepciones, con lo cual, “pastorear” será más fácil o muy fácil. Pero además, podrán conocer de las personas, que consideren que son un problema para el sistema, tal cantidad de datos e informaciones personales, que las podrán “controlar totalmente”. O dicho de otro modo, la reacción al sistema no democrático desde dentro, será casi imposible. Este es el grave problema que se vislumbra en el horizonte. Que con la tecnología de la información que hoy se dispone ya, “si en una sociedad, incluso civilizada y desarrollada” se implanta, a través de la democracia, de un sistema no-democrático, y ese sistema no democrático, aunque tenga formas aparentes de democracia, se impone, será muy difícil, cambiarlo. Porque el poder que el sistema de Poder o Poderes dispondrá de las entidades sociales, colectivos y grupos, y de la sociedad en general, y de los individuos será tan grande, que la “reacción sociopolítica será casi imposible e inviable”. Además de la utilización de los medios y modos, normales y demostrados que se han ido imponiendo y aplicando y probando y comprobando durante siglos. Incluso los pacíficos, los no-violentos…

– La Inteligencia llamada Artificial, que cada vez, está alcanzando niveles más altos de desarrollo, se irán aplicando a y en todos los sectores de la sociedad y de la vida humana. Por lo cual, el mundo que puede ser y aparecer y estar dentro de cincuenta años, no podemos ni imaginarlo. Pero aplicado a la conservación e interpretación de datos será casi imposible de imaginar. De una persona equis, que esté viviendo ahora, si se conserva, aunque sea la mitad, de lo que ha ido generando, se sabrá tanto de ella, dentro de cien años, más que lo que ella misma sabía o conocía de si misma. Incluso hoy, quizás, ya se podría saber o conocer dicha realidad…

De ahí, la cuestión, no solo es necesario “conocer las grandes líneas de la población en general”, de la sociedad en general, de la “masa”, palabra y concepto que no me gusta. Ni solo, es suficiente, de la fragmentación de la sociedad y lo social, en multitud de aspectos reales o entitativos o psicológicos o antropológicos, para de ese modo, dirigir y conocer, o ambas cosas hacia determinadas direcciones. Sino que también se puede saber hoy, multitud de datos, de personas individuales, dossier enormes, de cada persona, o de personas concretas que interesen, y de tal modo, acallar o silenciar a esas personas. Quizás, a ese uno por ciento, que pueden dirigir la sociedad hacia un lado del mundo o hacia otro. De ahí, la enorme dificultad, diríamos, las grandes preguntas y perplejidades, que se avecinan. Y el resto de la sociedad, no ser consciente, que se “está neutralizando” a tal persona, digamos a ese uno por ciento, a unos por una razón y a otros, por otro. Por tal o cual información, de su presente o de su pasado, o de sus abuelos o bisabuelos… El mundo de Orwell no es nada, para lo que ya puede existir, para la tecnología actual de la información, si alguien, entidad pública o privada, entidad socioeconómica o sociopolítica, quiere tener la voluntad de utilizar…

El de Portoplano al ir pasando los minutos de la mañana, se estaba vislumbrando en su mente, en la teorización política del poder y de los poderes enormes dudas. Siempre se ha dicho que ha cada enfermedad existe un antídoto, pero él sentía y presentía las patologías posibles, pero no sabía prever las vacunas. Y, y su rostro se llenó de tristeza…

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (15 enero-26 marzo 2020 cr).

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario