CLM está preparada para la desescalada

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha afirmado que llevamos conociendo al coronavirus cuatro meses y entre medias “hemos tenido que gestionar la incertidumbre y hemos construido sobre la marcha el libro de instrucciones de cómo afrontarlo”.

El 1 de marzo se conoció el primer caso confirmado de coronavirus en Castilla-La Mancha “y desde entonces hemos publicado 30 normas de diversa índole, muchas de ellas en beneficio de los profesionales”, ha detallado el consejero durante su comparecencia en el Pleno de las Cortes regionales.

En ese sentido, ha destacado las más de 4.300 contrataciones de profesionales sanitarios, el 38 por ciento de las cuales han sido para profesionales de Enfermería, un 31 por ciento para técnicos auxiliares y un 14 por ciento para celadores.

“Hemos tenido 3.006 sanitarios afectados, de los cuales 2.014 ya están curados”, aseveró Fernández Sanz, explicando que asimismo “hemos propuesto un estudio de seroprevalencia para profesionales sanitarios, sociosanitarios y empresas de seguridad, de limpieza y mantenimiento que prestan servicios en estos centros”.

El consejero explicó que gracias al Gobierno de Emiliano García-Page, desde junio de 2015 se han recuperado profesionales y especialistas que fueron expulsados del sistema sanitario público de Castilla-La Mancha en la legislatura 2011-2015.

“A nuestra llegada en 2015 nos encontramos con un 18,4 por ciento menos de anestesistas, con un 10 por ciento menos de intensivistas, con un 26,2 por ciento menos de urgenciólogos y con un 22,7 por ciento menos de neumólogos”, todos ellos especialistas esenciales en la lucha contra el coronavirus, ha añadido Fernández Sanz.

Ahora mismo, Castilla-La Mancha tiene 7.300 profesionales más que hace 5 años y 284 especialistas más en formación que en 2015, explicó el consejero de Sanidad, recordando que en el año 2019 el material de protección adquirido para los profesionales sanitarios de la región multiplicó por cuatro las cifras existentes en 2014.

“Esta cifra se ha multiplicado por 20 sólo en la etapa COVID” afirmó Fernández Sanz, explicando que se han podido conseguir gracias a la confianza de los proveedores, 1.063 en total, a los que hemos fidelizado”.

El consejero ha agradecido las donaciones de material, que ha denominado “espectacular”, comprometiendo una mejor gestión de compras acompañados por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el IPEX.”

Respecto a las compras de material tecnológico, Fernández Sanz ha explicado que la adquisición de respiradores, caudalímetros y equipos de radiología portátiles se realizó en un mercado convulso donde todas las comunidades autónomas y países europeos acudían a la vez.

“Compramos lo que había disponible, siempre material certificado”, ha afirmado el consejero, criticando el papel de la oposición que “sólo ha conseguido que la ciudadanía tuviera inseguridad”.

Actualmente, Castilla-La Mancha cuenta con 489 respiradores y con unos datos sanitarios esperanzadores que nos permiten preparar la desescalada.

En ese sentido, Fernández Sanz ha recordado que Castilla-La Mancha tiene más casos confirmados por coronavirus “porque diagnosticamos más, concretamente ya hemos realizado más de 100.000 test entre PCR y test rápidos”.

Respecto a las actuaciones realizadas en centros sociosanitarios, Fernández Sanz ha explicado que la primera preocupación “era separar usuarios asintomáticos de los sintomáticos y desde Sanidad hemos tenido que ir a enseñárselo a muchas de estas residencias”.

“La viralidad de la incidencia en la zona de Mancha Centro y Ciudad Real es diferente y el Instituto de Salud Carlos III ya está estudiando estas cepas”, ha señalado el consejero, explicando que las residencias de mayores de estas zonas han sufrido en mayor medida la incidencia del coronavirus y para ello se han puesto 51 equipos de médicos y personal de Enfermería trabajando en estas residencias.

Fernández Sanz ha concluido recordando que el 87 por ciento de la asistencia sanitaria que se presta en nuestra región es pública y gracias a ello se ha podido dar una respuesta mejor, que en otras comunidades autónomas, al coronavirus.

“La mejor desescalada vendrá de la mano de la Atención Primaria y aprovecho para felicitar la labor de los profesionales de Salud Pública”, afirmó Fernández Sanz, detallando que trabajamos con datos y por eso ya hay en marcha seis grupos de trabajo para afrontar las siguientes fases de la desescalada.

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario