otoño lateral

Bodegas Ruca, vino artesano de los viñedos de Puebla del Salvador

Cristina y Pablo Ruiz, son dos hermanos de Puebla del Salvador, viticultores, agricultores y amantes de la viña, que han vuelto a su pueblo con una única labor: hacer un buen vino artesano procedente de sus propias viñas para llevarlo a las casas de todos los amantes del buen vino.

Así, en Bodegas Ruca tratan la uva con cariño para que el producto final sea de la mejor calidad posible, algo que se ve reflejado en sus dos primeros vinos, el Ruca Macabeo 2019, del que ya no hay existencias, y el Ruca Tempranillo Bobal 2019, que está a punto de salir al mercado.

La Manchuela al Día: Eres fundadora, junto a tu hermano y tus padres de Bodegas Ruca, que está en Puebla del Salvador. Cuéntanos…

Cristina Ruiz: Nosotros somos viticultores, agricultores de toda la vida y los viñedos con los que estamos trabajando son los que plantó incluso mi abuelo o bisabuelo. Por eso ese amor a la agricultura, a nuestra tierra y nuestro pueblo.

Tanto mi hermano como yo estudiamos fuera, y hace un tiempo regresamos al pueblo para asentar las bases y seguir con el proyecto de la bodega.

Nosotros estamos trabajando con uvas ecológicas en estricto secano, que son de nuestros viñedos propios, y parte de esos viñedos son de los que seleccionamos las uvas de mejor calidad.

La vendimia que hacemos es totalmente manual y transportamos la uva en cajas de un máximo de entre 8 y 10 kg para evitar que se rompan por lo que le da un extra de calidad a este vino que hacemos.

Actualmente somos una empresa familiar. Lo llevamos entre mi padre, mi madre, mi hermano y yo, aunque nuestras parejas Álex y Raquel están ahí también al pie del cañón y sin su ayuda tampoco podríamos llevar todo esto adelante.

L.M.D.: Uva ecológica… ¿Son vinos ecológicos?

C.R.: No. Si que serían vinos ecológicos, pero nos falta la parte de la legislación.

El procedimiento es el mismo que el de los vinos ecológicos, lo que pasa es que dentro de Castilla La Mancha y a nivel estatal, tenemos muchas trabas con el tema de legislación.

No estamos dentro de la Denominación de Origen Manchuela, y decidimos salir con vinos de origen varietales un poco a pecho descubierto, y hacer los vinos a nuestra manera.

L.M.D.: Los dos primeros vinos los habéis sacado este año a la venta, ¿no es así?

C.R.: Hicimos la vendimia a finales de septiembre y primeros de octubre. Primero vendimiamos el blanco macabeo y luego vendimiamos el tinto, y a principios de febrero es cuando ya teníamos el Ruca Macabeo 2019 que ya estaba en botella y listo para vender.

La otra línea que tenemos es el Ruca Tempranillo Bobal 2019, que todavía no lo hemos sacado a la venta porque necesita un tiempo en botella.

Empezamos a vender a mediados de febrero. Nuestro público objetivo era realmente el canal horeca, pero lo que queríamos es hacer un vino al que todo el mundo pudiera acceder, es decir, con unos precios bastante competitivos, que estuviera bueno y que fuera de aquí de nuestra tierra.

Pero también teníamos el canal horeca por lo que empezamos a vender a restaurantes de Cuenca y Valencia, y al poco comenzó la crisis de la Pandemia del Covid-19 y se nos paralizó todo.

Tuvimos que hacer un parón en seco y reinventarnos pensando qué íbamos a hacer…

Porque teníamos pensado hacer una inauguración de la bodega, invitar a amigos, restaurantes, etc., incluso estábamos pendientes del concurso de vinos que organiza la Diputación de Cuenca…

En definitiva, que teníamos una planificación hecha para darnos visibilidad y que la gente pudiese probar y conocer nuestros vinos. Por lo que a raíz del Covid-19 todo el mundo en casa, y había mucha gente que nos demandaba el vino que ya habíamos preparado para vender y dar a conocer, por lo que empezamos a hacer envíos del vino Ruca Macabeo 2019 desde casa incluyendo un sorteo: dentro de cada caja en cada envío había un número y el día 31 de mayo, con motivo del día de Castilla-La Mancha hicimos el sorteo y tocó una caja de vino Ruca Tempranillo Bobal 2019 que está a punto de salir.

He de decir también que el Ruca Macabeo 2019 lo tenemos agotado porque son ediciones limitadas.

Decidimos hacer estas dos líneas de vino, de edición limitada, pero de gran calidad.

El blanco está totalmente agotado y con el tinto ya nos están haciendo las reservas. El precio es muy bueno y además vamos a hacer una promoción de un 10% de descuento.

L.M.D.: ¿Cuántas botellas hacéis de cada promoción de vino?

C.R.: Este año hemos hecho una edición más limitada y nos han salido unas 2.700 de blanco y unas 4.500 de tinto.

L.M.D.: ¿Cómo es ser mujer emprendedora en el sector del vino en Cuenta y en la Manchuela?

C.R.: Muy duro. De hecho hay veces que cuando voy al campo la gente me dice: “¿qué vas a ayudarle a tu padre y a tu hermano?”, y desde luego no es así… porque yo no voy a ayudar a nadie, aquí arrimamos el hombro todos, y además me encanta estar en el campo, en la viña, y ver todo el proceso desde la poda que la hacemos en verde hasta la maduración.

Pero también te digo que es muy satisfactorio llegar a casa y tomarte una copa de tu propio vino.

Yo hice trabajo social, estudié Magisterio infantil, estuve viviendo en Australia, y ahora estoy haciendo enología en Requena. El año que viene acabaré y seré técnico en vitivinicultura y enología.

Pero es esta zona ser mujer y joven, te tienen como inexperta, y los conocimientos y los estudios están ahí por algo.

Pero bueno, a nosotros siempre nos han educado con las mismas oportunidades y con los mismos valores. Lo que más vale es hacer lo que te guste y que disfrutes, y por eso creemos que a nuestro vino le están dando el valor que se merece por todo el esfuerzo y trabajo que estamos haciendo.

Nuestra seña de identidad es que nuestros clientes son lo más importante y trabajamos por y para ellos.

L.M.D.: ¿Cómo es llevar una bodega familiar?

C.R.: Es duro y fácil a la vez, porque al ser tu propio jefe haces lo que quieres, porque si tengo que ir a hablar con un cliente a un restaurante, pues no le tengo que dar cuentas a nadie, pero nosotros estamos realizando todo el proceso y hay veces que llegan domingos en los que hay que etiquetar.

Hacemos la limpieza, la distribución, la documentación, la administración, comercialización… es decir, todo lo hacemos nosotros y sí que es verdad que hay veces que te saturas y piensas si realmente merece la pena, pero la verdad es que si la merece.

L.M.D.: ¿Qué destacarías de tus vinos?

C.R.: La autenticidad, porque en cada una de las botellas está parte de nosotros, del paisaje, del entorno rural.

Con nuestros vinos aparte de que están muy buenos, si sabes la historia, estás contribuyendo a la repoblación, a que la escuela en la que sólo hay cinco niños no la cierren, y a que sigamos adelante con este proyecto para poder generar empleo.

L.M.D.: Pero, además de todo esto, tenéis en mente recuperar unos edificios antiguos…

C.R.: Si, en nuestro proyecto y en la bodega, hemos incluido la recuperación de unos edificios antiguos.

Son una torre, la representada en nuestro logo, que era una antigua alcoholera y una bodega de los años cincuenta, reconocida por el Patrimonio Cultural como Inmueble Material de gran interés, aunque actualmente no elaboramos el vino ahí.

L.M.D.: ¿Dónde se pueden comprar?

C.R.: En la web, aunque aún no está terminada, puedes ver el email para hacer pedidos, que es info@bodegasruca.com, y a través de nuestro Whatsapp: 689098977, y por supuesto enviándonos un mensaje por Instagram o Facebook.

Buy cheap plaquenil online

3 comentarios en “Bodegas Ruca, vino artesano de los viñedos de Puebla del Salvador”

  1. Me encantaría probar el vino de allí ya que mi madre es de la Puebla y tengo familia allí os dejo mi correo y me mandáis precios y todo y cuando pueda ser contactamos para que pueda recibirlo

Responder a Fernando.Gpmez Cancelar la respuesta