Bellido considera que “hay que ‘despartidizar’ la justicia, pero no despolitizarla, porque supone alejarse de la voluntad popular”

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha entrado esta tarde en el debate en torno a la renovación de los órganos de Poder Judicial mostrándose partidario de “despartidizar la justicia, pero no despolitizarla”, ya que considera positivo que en una democracia plena haya representantes del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) elegidos por los parlamentos, donde está representada la voluntad popular.

El presidente de la asamblea autonómica se ha expresado en estos términos durante su participación en la inauguración de las XXII Jornadas de Justicia Constitucional que, con el título ‘¿Politización de la justicia constitucional?’, están siendo organizadas por la Asociación de Constitucionalistas de España y la Universidad de Castilla-La Mancha, con apoyo de las Cortes regionales, en el Paraninfo del Cardenal Lorenzana de la UCLM en Toledo.

“No creo que el camino de una democracia occidental y europea como la nuestra sea despolitizar y alejarse de la soberanía popular”, ha reflexionado Bellido, reconociendo que su postura podría resultar objeto de debate, pero considerando que la clave sobre el método de elección de representantes del Poder Judicial radica en que “dependan menos de los partidos”, pero no que los parlamentos dejen de intervenir en la elección.

Durante su intervención, Bellido ha reafirmado su creencia en la independencia judicial y en que los representantes elegidos en los parlamentos ejercen con tal independencia tanto si son elegidos por una asociación como si lo hacen por un partido, “buscando siempre el sentido propio de la justicia”.

A su vez, Bellido ha achacado a ciertos “vicios” de la política, concretamente al hecho de “no reconocer en el adversario político a un contrincante legítimo”, el hecho de que se haya avivado en este momento -y no antes- el debate sobre el método de renovación de estos órganos.

“Hay que manifestar la opinión aunque no guste”

En este marco, Bellido ha defendido la conveniencia de admitir la existencia de diferencias de opiniones y ha animado a expresarlas incluso cuando resulten incómodas en las propias filas: “Considero que hay que decir las cosas que haga el gobierno de mi nación, aunque sea de mi partido, si creo que no están bien hechas”, ha puesto a modo de ejemplo. Así, ha ahondado en esta idea: “Es inaceptable que haya quien ante los suyos se calla para no molestar o, peor aún, para no ser amonestado y, en cambio, alabo a quienes son capaces de manifestar su opinión aunque no guste, particularmente cuando no gusta a quien manda y más aún si quien manda es de tu misma formación política”. Siguiendo este ejemplo, ha animado al propio alumnado participante en las jornadas a “formar su propia opinión” y ejercer “el derecho a discrepar”.

En esta inauguración han participado también el vicerrector de Internacionalización de la UCLM, Raúl Martín; el juez decano de los juzgados de Toledo, José Ramón Bernácer; el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, José Alberto Sanz; y los directores de las jornadas. Francisco Javier Díaz Revorio y María Elena Rebato Peño.

La cita está dirigida a alumnado de grado, doble grado y máster, profesionales de Derecho y otras personas interesadas, hasta el próximo jueves, contará con ponencias y mesas redondas en torno al funcionamiento de los órganos de la justicia en nuestro país, análisis de derecho comparado e histórico y, entre otros aspectos, la independencia entre los poderes del Estado.

Deja un comentario