Autoentrevista Filosófica, XXVIII

Esta entrevista, rozando multitud de temas, diríamos un diálogo con uno mismo, traspasando ésta diversos años, por y en los cuales, la situación biográfica y existencial del autoentrevistado ha ido evolucionando. No es para, mérito del escribiente, sino para mostrar, multitud de preguntas que cualquier persona puede tener, es decir, el potencial lector también. 

P. ¿Muchos autores conceptualizan como los poderes reales fácticos o institucionales controlan a individuos y colectivos a través de los medios sociales? 

R. Se pueden inducir, una serie de medidas, que se utilizan para gestionar a la sociedad, sin entrar en su eficiencia, que es bastante, sin entrar en su moralidad, que quizás, es deficiente, no podemos obviar, y olvidar, que algunos de esos instrumentos, también se utilizan en diversos entes sociales, en los lugares de trabajo, en las vecindades, en diferentes realidades sociales, incluso en la familia, a veces, o incluso de una persona consigo misma… 

P. ¿Y, cuales serian…? 

R. Sería largo de explicarlos, pero entre otros estarían los siguientes, que Chomsky, por ejemplo cita: crear problema para después ofrecer respuestas que se quieren implantar, utilizar más la emocionabilidad, es decir, los elementos irracionales y pasionales del ser humano, más que la dimensión racional e intelectiva y argumentativa de la persona, sea individual o colectiva, sensualizar cada vez más a la sociedad, colectivos, individuos, etc. 

P. ¿Cómo quitarse de si mismo la tristeza, cuándo una tristeza invade el corazón o la mente o el alma humana…? 

R. Cada persona resuelve este problema como puede, pero siempre, he pensado, que una tristeza, por resolver una tristeza, no te lleve a otra tristeza. A veces, tenemos un problema, grave o leve, y si no lo resolvemos o soportamos de forma adecuada, nos lleva, a buscar una solución, que a la corta o a la larga, es un problema mayor, u otro problema. 

P. ¿Nos enseñar un oficio y profesión para vivir, pero quizás, no aprendemos a vivir de forma correcta en el mundo…? 

R. Posiblemente esto sea verdad, aprendemos de todo, se nos enseña y se nos ofrece de todo, pero quizás, no aprendamos, sea difícil aprender vivir correctamente. Cada vez se enseña, de forma pautada, menos moral y menos ética correcta, en la enseñanza, en la sociedad, en la familia. Y, cada vez, la religiosidad tradicional de siglos, la moral basada en esa religión tiene menos presencia en la realidad humana. Por lo cual, es como enviar a los hombres a la guerra, y no permitirles que lleven una lanza y un escudo y una espada… 

P. ¿Y, eso por qué? 

R. Existen muchas razones y motivos, que confluyen en esta realidad, pero uno, de los más importantes, y que apenas se indican, es que quizás, los que administran las sociedades, piensan que las sociedades, colectivos, grupos, individuos son más maleables, son más gobernables, si se llenan de pasiones y deseos descontrolados… 

P. ¿Pero eso les lleva a más infelicidad…? 

R. Posiblemente, pero quizás, de ese modo, cada uno vive centrado en si mismo, en sus formas de pensar y sentir y actuar, casi siempre, cada uno, con un grave error moral que arrastra desde hace lustros, y diríamos, intenta vivir y sobrevivir, rodeado de placeres, buenos o regulares o menos buenos… 

P. ¿Es cómo si la moral y la religiosidad haya desaparecido…? 

R. En muchos sentidos, esa ética y moral, al menos en Occidente, heredada de siglos y milenios, sin negar las adaptaciones al mundo actual y del saber actual, y la religiosidad tradicional occidental, que ha sido el cristianismo, o al menos, una moral religiosa mínima basada en el judeocristianismo, en muchos sentidos ha desaparecido de multitud de entidades del mundo social. 

Los hombres creen que de ese modo son más felices, y más libres, pero se equivocan, y se equivocan gravemente… 

P. ¿Qué diría usted a sus coetáneos, en relación a estos temas de filosofía, y al final la filosofía abarca casi todas las realidades humanas, o al menos, todas las realidades humanas tienen una dimensión filosófica y moral…? 

R. Que buscasen libros de texto o manuales de secundaria de filosofía, y empezasen a leerlos, y entonces, de forma sencilla y simple, empezasen a abordar cuestiones reales a la luz de la filosofía. Que empezasen a pensar y leer lo básico… 

P. ¿Usted que sabe…? 

R. Yo, como usted, tengo un cerebro de un kilo y cuarto de peso, sé que con este volumen, no soy capaz de conocer y entender la inmensidad del universo natural, ni desde luego el social y el humano, ni siquiera a si mismo. Pero en la modestia, que todo ser humano se debe a si mismo, intento buscar explicaciones lo más realistas posibles, lo más verdaderas posibles, sin dejar de vivir en una vida normal y rutinaria, como todo ser humano… 

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (02-15 septiembre 2020 cr).  

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario