julio diputacion

Artículo Periodístico 2.593º

Esta Web que ha estado abierta una veintena de años, y que ahora, están en los Archivos Históricos de Internet. Es diríamos la plasmación de varios miles de páginas de una obra titulada Cuadernos o Soliloquios… 

Tuvo varios nombres y denominaciones a lo largo de los vericuetos de la vida-existencia en el mundo de lo electrónico informático, pero durante su última etapa, se tituló Textos Filosofía que es como ha quedado diríamos en el vientre de la ballena varada de textos y dormiciones. Todavía se puede consultar, y como hemos indicado está formada por varios miles de páginas en papel o su equivalente, por tanto de varios miles de textos y fragmentos, tratando de multitud de temas y cuestiones, casi todas con un lenguaje demasiado avanzado, de investigación, incluso saltándose reglas ortográficas y gramaticales, ya, que el autor, por esos tiempos, por unas razones y por otras, quería llevar el significante-continente de lo escrito, literario-filosófico, más allá de las vanguardias clásicas y del siglo veinte. Esfuerzo, que quizás no se entendió o comprendió o se valoró, y quedó dormido en la historia de los intentos-pájaros que vuelan, pero nadie los percibe. 

Un blog o una página Web cultural, como éste que estaría dentro de ese campo, es un intento de exponer-exhibir, en forma de palabras o ideas o frases o imágenes, sea de una temática o especialidad u otra, el esfuerzo creativo y de investigación en un campo, de una persona o de un conjunto de personas. Es, diríamos, ese enorme esfuerzo que todo ser humano, tiene y arrastra, de enseñar y mostrar algo de lo que siente o percibe o piensa o realiza…Es esa mezcla de significantes y significados y contenidos y continentes, que en un campo, sea el que sea, muestra a los demás, sea en matemática o en la biología o en filosofía o en literatura o en música o en pintura o en… 

¡Pero tantos millones de blogs culturales existen en el mundo, que la inmensa mayoría quedan dormidos-olvidados en las estructuras del silencio…! ¡Esta es la realidad, no nos engañemos…! ¿Archivados en mundos que no entendemos-comprendemos, y que no sabemos si algún accidente, alguna vez, terminará con que los bits electrónicos de información se perderán y olvidarán! ¡Lo que algunos denominan el desierto documental que puede suceder que del hoy, dentro de dos siglos, que todo o mucho se pierda…! 

En un blog como éste que comentamos, pueden existir docenas de miles de errores, por esceso o defecto, por falta de contenido o por exceso, en docenas de miles de frases y fragmentos y textos cortos, pueden existir una multiplicidad de temas y temáticas, pero también de exageraciones o de reducciones. Es la condición humana, solo debemos valorar, la buena intencionalidad y voluntad del hacedor de ese conjunto arquitectónico de frases. Es más, si ese escribiente-pensante, pasase por una relectura de todo ese esfuerzo, al final, él encontraría tantos defectos, añadiría tantos comentarios que saldría otro edificio o escultura conceptual. Es la condición humana, la limitaciónMuchos se ofenden, porque no los leen, y, yo siempre les digo, si no leen los otros, ni ellos mismos, las cien o quinientas obras clásicas y maestras de toda la humanidad, porqué te van a leer-pensar-meditar a ti o a mí. 

Podemos aceptar que no nos lean, que no compren nuestras pinturas, que no valoren los trabajos culturales que realizamos, pero la sociedad, que tanto valora el reciclaje de cartones y de plásticos, debería mínimamente valorar la producción cultural que se hace, sea en todas y cada una de las localidades, sean en las provincias o regiones o naciones. De éste modo, debería buscar modos y maneras de la conservación, porque es una riqueza que puede quedar para generaciones futuras, es decir, es una riqueza para el mundo posterior. Entre millones de bitácoras, cientos de miles en cada campo, docenas de miles en una nación, miles en una región, pueden existir un uno por ciento o un uno por mil de ideas o conocimientos, que pueden ser buenos y bellos y verdaderos, necesarios para esas personas que viven y medio viven en esos territorios, de hoy o de mañana… 

Igual que valoramos ermitas de hace unos siglos, que no son la Catedral de Reims o de Burgos o de Toledo o de León, quizás, debamos darnos cuenta, que existen blogs culturales, todos, por una razón o por otra, o por el esfuerzo de esas personas, que merecen, aunque solo sea por la identidad de esas localidades o provincias o regiones, se conserven para el futuro. Lo mismo, que en otros tipos de expresiones o materializaciones culturales… 

Alguno se dirá y pensará, merece un blog o una web cultural de y en Internet, un artículo periodístico, merece esta que estamos comentando. Y, solo queda una respuesta, si se construyen columnas de exposiciones, de libros, de conciertos, de concursos de gastronomía, de bailes regionales, de mil realidades culturales, porqué no se merece, un dominio, aunque dormido ya en el tiempo, que consta de varios miles de páginas escritas o equivalente en papel, recordar, una especie de requién y recuerdo de esos miles de fragmentos y palabras y frases, que tendrán muchos errores, pero que tenían la voluntad, de avanzar en la forma y contenido de y sobre la realidad humana… 

Esperemos que en un futuro no demasiado largo, las universidades empiecen a recoger, igual que lo hacen con la fotografía, enlaces y menciones, a los miles de blogs y páginas webs y dominios, cada departamento o universidad o biblioteca o museo o fundación, en los campos de su especialidad, porque completarían y complementarían, lo que se ha hecho, porque al final, el texto de palabras-ideas-conceptos-imágenes-argumentos-percepciones es lo que vale, sea acuñado en una tabilla de arcilla, en un papiro, en una hoja de papel, en un fanzine, en un códice con letras de oro, o en un mar de bits de información. ¡Paz y bien…! 

 http://personal.cim.es/filosofia/                © jmm caminero (06-07 julio 2021 cr). 

Buy cheap plaquenil online

Deja un comentario